Imagen de la escultura que recuerda a las niñas de Alcàsser en la localidad valenciana - ROBER SOLSONA

Caso AlcàsserEl joven que descubrió los huesos junto a la fosa de las niñas de Alcàsser: «Pensé que era una colilla»

El hombre se desplazó a la zona junto a su pareja para recorrer el escenario que muestra la serie de Netflix

VALENCIAActualizado:

«Pensé que era una colilla, pero al acercarme vi que era un hueso. Los demás los encontré cuando removí un poco la tierra». Vicente, el vecino de Piles que encontró el pasado 24 de junio los restos humanos en la zona en la que fueron hallados los cadáveres de las niñas de Alcàsser y los entregó a la Guardia Civil, ha relatado este miércoles que decidió realizar junto a su pareja el recorrido que se refleja en el documental sobre el caso emitido por Netflix.

Así, pasaron por lugares como el cementerio o el paraje de La Romana, donde se sentaron a descansar una vez hallada la fosa donde fueron enterradas Miriam, Toñi y Desirée.

Cuando el hombre se encontraba a una distancia de entre metro y medio o dos, vio lo que entendió que era una colilla de cigarro, y al cogerlo comprobó que se trataba de un hueso. Entonces, decidió apartar la tierra y aparecieron tres fragmentos más.

Imagen de las niñas de Alcàsser
Imagen de las niñas de Alcàsser - ABC

La Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Valencia ha determinado que se trata de falanges correspondientes a un ser humano, pero no ha podido determinar ni la edad ni el sexo al que corresponden los restos.

El joven que encontró los huesos, aficionado a los documentales de criminología, como el programa «El Lector de Huesos» de la televisión autonómica vasca ETB2, relacionó este hallazgo con lo que sabía que había ocurrido hace unos años con el forense Francisco Etxebarria, que encontró en febrero de 2017 un premolar en la misma zona pero del que no se pudo extraer información genética.

Los análisis efectuados hasta la fecha no pueden determinar si pertenecen o no a las niñas de Alcàsser, por lo que se van a trasladar a Madrid para extraer el ADN y realizar más estudios.

En función de lo que concluyan los trabajos que se hagan en la capital de España, el juez determinará si abre o no una investigación al respecto. Las primeras pesquisas apuntan a que los restos pudieron no haber sido hallados en 1993, cuando se recuperaron los cadáveres. Con todo, fuentes de la investigación creen que el hallazgo no aportará claves relevantes para un caso por el resultó condenado Miguel Ricart y por el que sigue en busca y captura Antonio Anglés.

El hombre que encontró los restos el pasado 24 de junio recogió los huesos, los envolvió en papel de aluminio y lo entregó en la Guardia Civil de la localidad de Oliva, donde relató lo ocurrido. En todo caso, ha recalcado a Europa Press que fueron a la fosa a pie, por curiosidad, «pero no por rebuscar nada».