Imagen de archivo de una de las salas del Palau de la Música de Valencia
Imagen de archivo de una de las salas del Palau de la Música de Valencia - ROBER SOLSONA
Cultura

Los bomberos: el Palau de la Música de Valencia es «inhabitable» y precisa de reformas «urgentes»

Un demoledor informe insta al Ayuntamiento a tomar medidas tras los últimos desplomes en los techos

VALENCIAActualizado:

El recinto cultural de gestión municipal más importante de Valencia no se puede abrir al público y requiere de actuaciones urgentes para su reparación. Así lo concluye un demoledor informe elaborado por los Bomberos tras la caída de parte del techo de la Sala Rodrigo del Palau de la Música de Valencia señala que hay "daños importantes que impiden la habitabilidad de la edificación o parte de ella, requiriendo intervenciones de reparación o sustitución y la adopción de medidas inmediatas".

Un equipo de bomberos se desplazó el martes al auditorio municipal para inspeccionar las instalaciones con motivo del desprendimiento de parte del recubrimiento del techo ocurrido el pasado fin de semana. Ya entonces, apuntaron como posible causa del incidente a la existencia de algún tipo de acumulación de humedades por condensación, al darse la coincidencia de la existencia de la conducción de climatización justo encima de la zona afectada.

El informe con los detalles de la actuación se ha dado a conocer en la reunión de portavoces celebrada este viernes n el Ayuntamiento. El documento recuerda que la inspección se realiza en dos salas de conciertos (la Rodrigo y la José Iturbi) donde se han producido "sendos desprendimientos con características similares separados temporalmente unos siete meses".

En concreto, en la Sala Rodrigo, que ha sufrido el incidente más reciente, se observa que el desprendimiento "ha afectado a una zona de unos 30 metros cuadrados de superficie de recubrimiento de láminas de madera de uno de los escalones que configuran el techo de la sala". Los bomberos añaden que "la estructura portante se encuentra estable, habiéndose producido el desprendimiento al despegarse las láminas de la citada estructura".

De la inspección de estas láminas, se aprecia "cómo el aglomerado se disgrega con facilidad y en las superficies de contacto entre la estructura portante y los tableros se observan los restos de cola todavía adheridos".

Agrega el estudio que hay "daños importantes que impiden la habitabilidad de la edificación o parte de ella, requiriendo intervenciones de reparación o sustitución y la adopción de medidas inmediatas".

Los técnicos explican que la conducción de climatización transcurre logitudinalmente a lo largo de la zona donde se ha producido el desprendimiento y uno de los tramos de la conducción principal se ha desprendido, "aunque no se puede determinar si su caída ha provocado el desprendimiento de las láminas o, por el contrario, dicho tramo ha caído arrastrado por algún tipo de anclaje existente".

"En todo caso -prosigue- el deterioro del aglomerado de las láminas parece indicar la existencia de algún tipo de acumulación de humedades por condensación al no observarse indicios de filtraciones externas y darse la coincidencia de la existencia de la conducción de climatización justo encima de la zona afectada".

Precedente en 2018

Sobre la sala José Iturbi, se informa de que vuelve a realizarse una inspección después de la llevada a cabo en noviembre de 2018 cuando se desprendió una lámina de una de las conchas laterales por la humedad procedente de unas filtraciones.

Apuntan los bomberos que, "dado que los materiales de construcción, estructura de madera y tableros aglomerados, y las técnicas de construcción son las mismas a las utilizadas de la sala Joaquín Rodrigo, no es posible descartar la existencia de las mismas patologías por lo que no se recomienda la apertura al público de las salas José Iturbi y Joaquín Rodrigo mientras no se inspeccionen adecuadamente y se proceda a su reparación por parte de una empresa especializada".

Preguntado por esta cuestión, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha señalado a los medios que, una vez se ha emitido el informe de los Bomberos, se hará otro de un "servicio específico" de especialistas en auditorios "para ver cómo lo abordamos".