Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Alicante, donde se juzgarán los hechos
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Alicante, donde se juzgarán los hechos - JUAN CARLOS SOLER

AlicanteGolpes con barras de hierro y martillazos en la cabeza: agrede y abusa de una niña durante siete años

Un hombre se enfrenta a dieciocho años de cárcel por agresiones sexuales y maltrato habitual a la hija de su novia

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Intentó violarla, pero no lo logró por el daño que infrigía a su víctima, de solo nueve años de edad. Al no conseguir sus propósitos, abusó sexualmente de la menor y le agredió de forma reiterada durante siete largos años «con palos y barras de hierro». La violencia fue tan extrema que el hombre, pareja de la madre de la niña, «llegó a golpearla con un martillo en la cabeza».

Así narra el drama de la víctima la desgarradora calificación de la Fiscalía de un juicio que arranca este jueves en la Audiencia Provincial de Alicante y en el que la acusación pública pedirá penas que suman dieciocho años de prisión para el agresor.

De acuerdo con la información difundida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), la sección primera juzgará a este hombre de cincuenta años por agredir sexualmente y maltratar de forma continuada a la niña, hija de una mujer con la que mantenía una relación afectiva. Los hechos sucedieron la localidad alicantina de Denia.

La víctima tenía siete años cuando comenzaron los abusos sexuales y las agresiones físicas

La Fiscalía sostiene que «se valió de esa relación para intentar violar a la pequeña», que entonces tenía siete años, en 2010. Como no lo consiguió, ya que la víctima se quejaba insistentemente del dolor que le hacía, la obligó a masturbarle, según el escrito de acusación del Ministerio Público y siempre según fuentes del TSJCV.

Entre los años 2010 y 2016, el procesado realizó presuntamente a la niña tocamientos. Igualmente, en ese mismo periodo, al menos una vez al mes, «golpeaba supuestamente a la menor con las manos, los puños e incluso con palos y barras de hierro». En una ocasión, señala la Fiscalía, «llegó a golpearla con un martillo en la cabeza».

La acusación pública reclama provisionalmente para el acusado quince años de prisión por un delito continuado de agresión sexual y tres años de cárcel por maltrato habitual. Además, pide otros 9 años de libertad vigilada, así como que se le condene a indemnizar a la víctima con el pago de 30.000 euros en concepto de responsabilidad civil.