El director de la Agencia Antifraude, Joan Antoni Llinares, en las Cortes Valencianas
El director de la Agencia Antifraude, Joan Antoni Llinares, en las Cortes Valencianas - ABC
Benidorm

La Agencia Antifraude presenta en su memoria anual un caso de funcionarios archivado hace un año

El sindicato SPPLB reclama al organismo creado por el actual Consell que rectifique su información tras las quejas de los aludidos

ALICANTEActualizado:

La Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción en la Comunidad Valenciana difunde en su memoria anual de 2018 un caso de «supuestos delitos» de varios funcionarios del Ayuntamiento de Benidorm -denunciados por otro- que está archivado desde hace más de un año.

El secretario local del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), Francisco Ángel González, ha reclamado por escrito a Joan Antonio Llinares, director del citado organismo creado por el Consell de Ximo Puig en esta legislatura, que rectifique esta información que presentó en las Cortes Valencianas el pasado 29 de marzo. La causa se archivó el 10 de marzo de 2018.

No obstante, en la citada memoria anual de la Agencia Antifraude, se indica erróneamente que «las diligencias previas se encuentran abiertas en el juzgado de instrucción número 2 de Benidorm». De ahí que desde el SPPLB reprochen a sus responsables que «publican cosas que ni tan siquiera se han contrastado previamente».

«Indignación»

«Hemos recibido varias quejas de funcionarios que fueron denunciados, que nos han manifestado su indignación por entender que constan referencias en esa memoria que no se ajustan a la verdad», relata González en su escrito dirigido al máximo responsable de este organismo autonómico, quien ha contestado este viernes que van a proceder a «estudiar» la documentación remitida como prueba del archivo del caso.

El representante sindical también puntualiza en su carta que hay otro caso denunciado por el mismo funcionario (cuya identidad preserva la Agencia Antifraude en su memoria) sobre un supuesto acoso sexual de un empleado municipal de Benidorm que igualmente fue archivado. Y se lo comunica «en aras de que no se incurran en más errores como el anterior».