La pancarta a favor de los presos, colgada este miércoles en Barcelona - INÉS BAUCELLS

Torra insiste en mantener los lazos amarillos y asegura que la «estelada no es partidista»

El presidente de la Generalitat alega ante la Junta Electoral Central que su deber es preservar la libertad de expresión

«Si no lo hace acudiremos a la Junta o a los tribunales si hace falta, para que se cumpla la ley», advierten desde Ciudadanos

BarcelonaActualizado:

Antes incluso sde cumplirse el plazo dado por la Junta Electoral Central (JEC) para que la Generalitat retire los lazos amarillos de los edificios públicos, el gobierno catalán ha anunciado que hará caso omiso a la JEC y mantendrá tanto los lazos como las «esteladas». Así lo ha anunciado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un escrito en el que sostiene que entre sus funciones tiene «el deber de respetar el derecho fundamental a la libertad de expresión reconocida a los empleados públicos».

Así, en un recurso remitido a la JEC que en realidad tendría que haberse cursado ante el Tribunal Supremo, la Generalitat sostiene que la «estelada» o es un símbolo partidista y asegura que mantener los lazos amarillos es una manera de preservar la libertad de expresión. Es más: asegura Torra en su escrito que la «estelada» es símbolo de un anhelo de libertad y una reivindicación «democrática, legítima, legal y no violenta», y dice que tener que retirarla sería una censura a la libertad de expresión por parte del Estado.

Fachada del departamento de Políticas Digitales y Administración Público de la Generalitat
Fachada del departamento de Políticas Digitales y Administración Público de la Generalitat - Inés Baucells

Sobre los lazos amarillos, Torra alega ante la Junta Electoral Central que el Parlament ha rechazado «por mayoría absoluta» prohibir los lazos en edificios institucionales y en el espacio público y sostiene que la resolución de la JEC, lejos de mantener la neutralidad política, se alinea con los partidos que han pedido la retirada de los lazos amarillos de los edificios públicos y, cree Torra, favorece los postulados de estos partidos.

En la fachada del Palau de la Generalitat sigue colgando, de hecho, la pancarta con el lema «Libertad presos políticos y exiliados», en catalán e inglés, junto a un lazo amarillo.

El recurso, y si la resolución es negativa, puede abrir una doble senda: proseguir por la vía administrativa, con multas de entre 300 y 3.000 euros, o derivar hacia la penal, bien por que la JEC lleve el caso a la Fiscalía, bien por que otra parte lo denuncie, como ya ha anticipado Cs. El presidente Quim Torra podría enfrentarse a un cargo desobediencia.

Este miércoles a las siete de la tarde se agotaba el plazo que la Junta Electoral Central dio al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que ordenara la retirada de las «esteladas» y lazos amarillos que cuelgan de decenas de edificios públicos dependientes del gobierno catalán. Así lo han confirmado a ABC fuentes gubernamentales.

Desde la Generalitat se prometió ayer una respuesta «combativa» a la exigencia de la Junta. Hasta el momento esta se ha limitado a desoír la petición del organismo electoral de modo que los lazos, banderas y pancartas siguen en su lugar, empezando por el balcón del Palau de la Generalitat de Barcelona. Así lo ha constatado ABC.

La posición del Govern, que obvia la doctrina acerca de la obligación de los poderes públicos de mantener estrictamente la neutralidad política durante los procesos electorales, ha sido criticada con dureza por Ciudadanos, formación que pidió la retirada de la simbología independentista ante la convocatoria de las elecciones generales de abril.

Ciudadanos amenaza cor ir a los Tribunales

Este miércoles el portavoz parlamentario de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha recordado a Torra, que le quedan «poquitas horas» para retirar 'estelades' y lazos amarillos situados en los edificios públicos dependientes de la Generalitat.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlament, Carrizosa ha dicho estar «expectante» por ver a Torra «salir del Palau y descolgar la pancarta» que reza «Libertad presos políticos y exiliados» en catalán e inglés. «Si no lo hace de buen grado acudiremos a la Junta Electoral Central o a los tribunales si hace falta, para que se cumpla la ley», ha asegurado Carrizosa.