Dolores Delgado, ministra de Justicia
Dolores Delgado, ministra de Justicia - EP

El Gobierno asegura que retirará los lazos amarillos y sancionará a Torra si la Generalitat se niega a hacerlo

El presidente catalán y otros altos cargos se exponen a multas de 300 a 3.000 euros y a una denuncia por desobediencia

MadridActualizado:

Ayer el ministro de Exteriores, Josep Borrell, aseguró que el Gobierno haría cumplir la resolución de la Junta Electoral Central que obliga a la Generalitat de Cataluña a retirar los lazos amarillos de las instituciones catalanas en un plazo de 48 horas. Sin dar más detalles, Borrell dijo que «el Estado tiene instrumentos apropiados para hacer cumplir las disposiciones por las instituciones encargadas de velar por el normal funcionamiento de la democracia».

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha añadido hoy que el Gobierno está dispuesto a hacer cumplir el dictamen si Quim Torra no lo hace en el plazo estipulado de 48 horas y sancionará a la Generalitat. Según recoge Efe, Delgado ha declarado hoy miércoles que los lazos «se quitarán» de las instituciones y «desaparecerán, iniciándose un proceso sancionador».

Este miércoles por la tarde concluye el plazo de 48 horas que la Junta Electoral Central ha dado al presidente de la Generalitat, Torra, para que ordene la retirada de todas las banderas esteladas y lazos amarillos de edificios públicos de la Generalitat con el fin de cumplir con el deber de neutralidad política de los poderes públicos ante las elecciones generales del próximo 28 de abril.

El presidente de la Generalitat y otros altos cargos del Gobierno catalán se exponen a multas de 300 a 3.000 euros e incluso a una denuncia por desobediencia en Fiscalía si no cumplen con la orden de la Junta Electoral. Delgado ha declarado hoy que «la Junta Electoral Central ha sido clara respecto de los lazos amarillos», por lo que tendrán que retirarlos.

La Generalitat sigue negándose a cumplir la resolución. El consejero de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalitat de Cataluña, Jordi Puigneró, ha afirmado hoy que el Estado hace el «ridículo» con «su locura» por lo que representa el color amarillo en Cataluña.

Puigneró aseguró que «el Gobierno catalán está analizando jurídicamente la decisión de la JEC y en breve daremos una respuesta» sobre la retirada de los lazos amarillos. La portavoz del Govern, Elsa Artadi, avanzó ayer que la respuesta será «claramente combativa» y «probablemente se harán alegaciones al documento».