El presidente de la Generalitat , Quim Torra (d), y el director general de prisiones de Cataluña, Amand Calderó - AFP | Vídeo: Torra visita a Junqueras, Romeva y los Jordis en la cárcel de Lledoners (ATLAS)
Amand Calderó

El responsable de prisiones de Cataluña recibe a Torra con el lazo amarillo

Amand Calderó, que dirige las cárceles catalanas, se solidariza con los «presos políticos»

BARCELONAActualizado:

Luce habitualmente un lazo amarillo en la solapa solidario con los «presos políticos» y ahora tendrá la llave de sus celdas. Amand Calderó i Montfort (Barcelona, 1959) es el máximo responsable de las prisiones catalanas y esta tarde ha recibido al presidente de la Generalitat en la prisión de Lledoners.

Este abogado con máster en dirección pública tiene una amplia experiencia en el ámbito penitenciario. Es funcionario de carrera del cuerpo superior de administración de la Generalitat y ha desarrollado su carrera dentro de las consejerías de Bienestar Social, Vicepresidencia, Presidencia y Justicia.

Dentro de esta última consejería fue jefe del Servicio de Rehabilitación y subdirector general de Asuntos Penitenciarios. El exconsejero de Justicia Carles Mundó lo nombró director de Servicios Penitenciarios de la Generalitat. Luego, resistió en su puesto mientras estuvo en vigor el artículo 155 de la Constitución y, en esta legislatura, ha sido ratificado por la actual consejera de Justicia, Ester Capella.

Cataluña tiene transfereridas las competencias de la gestión y administración de sus cárceles, por lo que en sus manos está la gestión de las dos prisiones en la que ingresarán los nueve políticos presos provisionalmente por su papel en el «procés», que hasta ahora estaban en centros penitenciarios madrileños.

Trabajadores de las prisiones aseguran a ABC que, hasta ahora, Calderó había mantenido la «neutralidad política» y había sabido separar su posicionamiento ideológico personal de su trabajo al frente de las prisiones. «No lo ha tenido fácil por la coyuntura política», señalan las mismas fuentes. Con la llegada a Cataluña de los políticos encarcelados por el «procés» todas las miradas están puestas sobre él.