Miquel Iceta, en el pleno del Parlament - EFE / Vídeo: Calvo sobre el veto a Iceta: Es una «torpeza política y jurídica»

Miquel Iceta, tras ser vetado como senador: «Es muy difícil que todo siga exactamente igual»

El líder del PSC presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional

BarcelonaActualizado:

Minutos después de ver como su designación como senador caía en saco roto al calor del veto impuesto por el independentismo, Miquel Iceta ha comparecido ante la prensa para lamentar su intento fracasado de dar el salto a la Cámara Alta. «Pensaba en cómo podía contribuir en la busqueda de soluciones dialogadas en el marco de la Ley», ha afirmado tras un breve pleno en el que el socialistas y comunes se han quedado solos defendiendo la candidatura del primer secretario del PSC, quien aspiraba a presidir el Senado.

«No quiero, a direferencia de Quim Torra, acabar con nadie», ha afirmado Iceta tras calificar de «freno» la actitud de los partidos secesionistas. «Hoy se ha intentado cerrar una puerta, pero mañana se abrirán otras de par en par», ha resumido el líder del PSC, que ha oficializado también su intención de presentar en las próximas horas un recursos ante el Tribunal Constitucional (TC).

A pesar de todo, Iceta ha defendido que las formaciones secesionistas seguirán siendo «interlocutores» del PSC a pesar del fallido intento de los socialistas de alcanzar la presidencia de la cámara territorial. No obstante, el líder del PSC ha advertido de que el veto de hoy puede «enrarecer» el ambiente parlamentario justo cuando todavía no ha echado a andar la nueva legislatura en el Congreso.

Un «filtro» de senadores

«Cuando se rompen la última norma de respeto institucional es muy difícil que todo siga exactamente igual», ha añadido a Iceta antes de asegurar sentirse «dolido» por su intento frustrado de dar el salto al Senado. Asimismo, ha reconocido que algunos diputados independentistas han lamentado, a título personal, la decisión tomada por sus partidos. «Han decidido poner a un presidente de la Generalitat que quiere acabar con sus adversarios políticos», ha resumido el líder socialista, que ha acusado al independentismo de imponer un «filtro ideológico» contra él.