Los Mossos han detenido hoy miércoles a la expareja de la desaparecida - EFE | Vídeo: AT

Encuentran el cuerpo de Mònica Borràs, desaparecida hace 10 meses, en el jardín de la casa de su expareja

La policía científica buscaba el cuerpo de la mujer con la ayuda de un georradar y varios picos para remover la tierra

BarcelonaActualizado:

Los Mossos d’Esquadra han localizado la tarde de este miércoles un cadáver en el jardín de una casa de Terrassa (Barcelona) en el que buscaban, precisamente, el cuerpo de Mònica Borràs, una mujer desaparecida en agosto de 2018. El hallazgo se ha producido horas después de que la policía catalán detuviese a su expareja por su supuesta vinculación con el crimen.

Será la autopsia la que deberá determinar la identidad del cadáver y las circunstancias de su muerte, pero todo apunta, según han explicado a ABC fuentes policiales, que se trataría del cuerpo de Mònica Borràs, cuya desapareció en 2018 había denunciado, precisamente, el hombre que ayer fue detenido. El resultado de la autopsia será clave para poder esclarecer, diez meses después, el supuesto crimen.

Los agentes de la unidad de policía científica de los Mossos, equipados con un georradar y varios picos para remover la tierra, se han afanado durante todo el día en localizar el cadáver de la mujer en una zona ajardinada de la vivienda que la pareja había compartido en la localidad barcelonesa.

La pista de Mònica Borràs, de 49 años, se había perdido el 7 de agosto del año pasado. Los Mossos iniciaron entonces su búsqueda y, apelando a la colaboración ciudadana, también difundieron su fotografía ante las sospechas de que la mujer no había desaparecido de forma voluntaria, según detallaron fuentes policiales. El juez que dirige la investigación mantiene el secreto de sumario en relación con este caso.