Dos euros por calentar la fiambrera

Los alumnos catalanes deberán pagar ese importe por usar el comedor escolar

barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ni tres, ni seis: la consejera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, ha avanzado hoy que las escuelas e institutos de Cataluña cobrarán una media de dos euros al día a los alumnos que lleven la comida de casa y utilicen el comedor escolar.

Ha matizado, no obstante, que la cuota variará en función del centro y será en concepto de uso de las instalaciones (el microondas, el frigorífico, así como la limpieza y vigilancia del recinto).

Los padres catalanes ya se han quejado de que sus hijos deban pagar por utilizar el microondas en la escuela y piden soluciones para sortear este gasto en época de crisis.

La consejera catalana, por su parte, ha celebrado la opción de poder comer en el centro ya que, según ha afirmado, "los alumnos, en vez de salir a la plaza a comerse el bocadillo podrán comer de forma adecuada en la escuela".

Rigau ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa de presentación del curso escolar 2012-20143, que arrancará el próximo día 12 de septiembre con casi 30.000 alumnos más y unos 3.000 docentes menos debido a 1.783 jubilaciones que no se cubrirán y 1.309 interinos que no tendrán contrato anual pero podrán ser contratados como substitutos en adelante, informa Ep.

Una hora más de clase

No obstante, la consejera ha garantizado que se atenderá con la misma calidad a los estudiantes, ya que los profesores impartirán una hora más de clase (de 24 a 25 horas en Primaria y de 19 a 20 horas en Secundaria), y las clases serán más numerosas por el incremento de las ratios.

Precisamente, este curso se caracterizará por el aumento de los estudiantes por aula, ya que el 24,3% de las aulas de P3 tendrán más de 25 alumnos; algo que sucederá en 17,8% de los casos de Infantil, y el 14,2% de las aulas de Primaria, mientras que en Secundaria un 31,5% de las aulas tendrán más de 30 alumnos.