Concentración silenciosa en el centro de la capital zamorana por la muerte de Laura Luelmo
Concentración silenciosa en el centro de la capital zamorana por la muerte de Laura Luelmo - EFE

Laura Luelmo: de Zamora a El Campillo por una vacante como profesora que apenas duró diez días

Tras dar clases en un concertado de Zamora, la joven maestra no dudó en coger la plaza en Nerva

Bernardo Montoya, detenido por el asesinato de Laura Luelmo, confiesa el crimen

ZAMORA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Laura Luelmo, de 26 años, había llegado a la localidad onubense de El Campillo diez días antes de su desaparición el pasado miércoles. La joven profesora se había incorporado el 4 de diciembre al Instituto de Educación Secundaria Vázquez Díaz de la localidad vecina de Nerva como profesora de Plástica. Cubría una sustitución después de que hubiera aprobado las oposiciones de profesora, pero sin que la nota le llegara para ocupar plaza. Antes había estado trabajando en el colegio concertado Nuestra Señora del Rocío de Zamora. Tras la primera semana en la que estuvo provisionalmente en un centro de hospedaje, al que accedió por mediación de otra profesora, pudo alquilar la vivienda de El Campillo, una localidad situada a ocho kilómetros del instituto. Laura era natural de Zamora, aunque los abuelos maternos de la joven estaban vinculados a la localidad de Villabuena del Puente, en la que residieron. De ese pueblo de la comarca zamorana de La Guareña es el que ha sido su novio los últimos años, Teófilo Jiménez, piloto de motocross que ha ganado varias competiciones en su especialidad. A la pareja se les había visto juntos en el pueblo, especialmente en las fiestas.

Los padres de Laura residen en Zamora, donde la madre trabaja en las oficinas de Empleo y el padre es ingeniero agrícola. Sus dos hermanos están estudiando fuera, ella de Erasmus en Bolonia y él cursa una ingeniería en Valladolid. Las primeras reacciones de pesar tras conocer el hallazgo del cadáver de la profesora zamorana llegaron desde Villabuena, donde tras conocerse el trágico desenlace las campanas de la iglesia del pueblo tocaron a muerto en señal de duelo y se decretaron tres días de luto. Además, el máximo responsable municipal ordenó colocar un crespón negro en señal de duelo en la fachada de la Casa Consistorial, donde hoy se celebrará un pleno extraordinario.

Mientras, todas las instituciones públicas de Zamora han convocado de forma conjunta una concentración que se desarrollará este mediodía y a la que se ha llamado a la participación de toda la ciudadanía. En el acto se guardará un minuto de silencio en repulsa por la muerte de Laura.

Ya en la noche de este lunes cerca de dos centenares de personas se han dado cita en una concentración silenciosa que, de forma espontánea, se ha celebrado en la plaza de la Constitución de Zamora, frente a la Subdelegación del Gobierno, en recuerdo de la profesora zamorana Laura Luelmo. Algunas de las personas concentradas, que se han congregado en silencio formando un gran círculo en esta céntrica plaza de Zamora, han mostrado una pancarta en la que se leía «Laura tus hermanas zamoranas no te olvidan».