Imagen de archivo de una de las sesiones del juicio - POOL / Vídeo: Juzgan a la madre y al padrastro de Sara, la niña de cuatro años violada y asesinada en Valladolid

El jurado considera culpables del asesinato de Sara a la madre y su expareja

El veredicto le señala por unanimidad a él como autor material y apunta a ella como responsable por omisión

ValladolidActualizado:

El jurado popular ha considerado culpables del asesinato de la pequeña Sara en agosto de 2017 en Valladolid a la madre de la menor y al que por entonces era su pareja. El veredicto le señala a él como autor material de la violenta paliza que recibió la niña de cuatro años en sus últimas horas de vida y a ella como responsable por omisión, al no haber «protegido» a la menor de unos malos tratos que ella «sabía que él podía» estar causándole desde hacía al menos tres semanas.

En concreto, el veredicto apunta a los dos como responsables, en distinta consideración, de un delito asesinato con ensañamiento y alevosía y de otro por maltrato habitual. A él se le atribuye la agresión sexual que presentaba la niña, de la cual ella no es señalada como culpable. De los seis episodios de maltrato que se han examinado en el juicio previos a la muerte de la pequeña, el jurado entiende que cuatro fueron a manos de Roberto H. H., y entienden que ella, Davinia M.G. es autora por omisión de tres de ellos. En concreto, a partir de que un pediatra que la examinó 23 días antes de su muerte presentara una denuncia.

Así, en la tercera jornada de deliberación, las cuatro mujeres y los cinco hombres que conformaban el jurado popular concluyeron a última hora del viernes un veredicto de culpabilidad leído este sábado en Sala y acordado por unanimidad. Ahora será el presidente del tribunal, Feliciano Trebolle, el encargado de fijar la condena. Ambos se enfrentan a prisión permanente revisable.

En concreto, la Fiscalía ha solicitado para él la prisión permanente revisable por el delito de asesinato, un año por cada uno de los cuatro delitos de malos tratos, tres por el de maltrato habitual y quince años por agresión sexual, teniendo en cuenta el agravante de odio en todos los delitos, al considerar «probado» el jurado su rechazo a las personas de ascendencia rumana, nacionalidad del padre de la pequeña Sara. Para Davinia, el Ministerio Público ha solicitado unas penas que suman 27 años y once meses de prisión , entendiendo que concurren los atenuantes de obcecación por la dependencia hacia su ex pareja y confesión por su colaboración con la investigación en algunos momentos de la misma. Reclama también la retirada de la patria potestad de su otra hija.

La acusación particular, en representación de padre de Sara, comparte criterios con la Fiscalía respecto a Roberto y no solicita penas para ella, y las dos populares reclaman para Davinia la prisión permanente revisable. Por su parte, las defensas piden los mínimos para sus representados