Momento de la votación en las Cortes para reducir las tasas universitarias
Momento de la votación en las Cortes para reducir las tasas universitarias - F. HERAS
Educación

Acuerdo en las Cortes para que el próximo curso las tasas universitarias bajen un 15%

Se trata de eliminar los 126 euros de más que pagan por curso los estudiantes de la Comunidad e igualarlas a la media nacional

ValladolidActualizado:

Justo cuando acaba de comenzar el nuevo curso académico, las Cortes de Castilla y León aprobaron ayer con el voto a favor de los 84 procuradores una iniciativa para que en el siguiente ejercicio (2019-2020) las tasas de las universidades públicas de la Comunidad se vean reducidas en algo más de un 15 por ciento. En principio, se trata de una petición del Parlamento autonómico a la Junta, ya que lo que ayer se aprobó fue una Proposición No de Ley presentada por el Grupo Socialista para instar al Ejecutivo regional a que el próximo curso las tasas se sitúen en la media nacional, dado que, en la actualidad, son las terceras más caras de España. Además, en la misma iniciativa, se pide incrementar en 2019 la financiación a las universidades públicas para que la reducción de los precios no repercuta en sus presupuestos.

Todos los grupos parlamentarios (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Mixto) votaron a favor de esta propuesta de resolución, si bien el PP introdujo una enmienda para que la reducción se concretase en la primera matrícula de los cursos de grado.

Este curso un 5% menos

De esta forma, si la Junta hace suyo el acuerdo unánime de las Cortes, las tasas universitarias deberán reducirse el próximo curso algo más del 15 por ciento, ya que en el presente lo han hecho un cinco y, según explicó el procurador del PSOE, Fernando Pablos, en la defensa de su iniciativa, los precios de Castilla y León hasta esta bajada eran un 22 por ciento más altos, de forma que en la Comunidad se paga 126 euros más por curso. Es más, según el parlamentario del PSOE, los estudiantes castellano y leoneses pagan una media de 1.398 euros por un curso completo, frente a los 1.272 de media nacional, lo que la colocan como la tercera más cara de España. Destacó cómo estudiar Medicina en alguna de las dos universidades públicas de la Comunidad (Salamanca y Valladolid) cuesta en el presente curso 1.724 euros; en el País Vasco, 1.190; en Extremadura, 1.110; en Cantabria, 964, y en Galicia, 835 euros.

Ante esta situación, recordó que el propio consejero de Educación, Fernando Rey, reconoció que «las tasas están un poco altas» y se comprometió a bajarlas en los dos próximos cursos. Sin embargo, tras la reducción del cinco por ciento del curso actual «a ese ritmo es imposible compensar con dos bajadas», por lo que pidió a la cámara autonómica el voto a favor de su iniciativa con el objetivo de que en el 2019-2020, las tasas de Castilla y León estuvieran igualadas a la media nacional, como así ocurrió. «Si somos capaces de hacer ésto desde la oposición imagínense lo que haremos cuando lleguemos al Gobierno», se congratuló el procurador socialista.

Por su parte, el parlamentario del Grupo Popular, Jesús Alonso, recordó que ya existía el compromiso del consejero de reducir los precios hasta igualarlos a la media y en este escenario situó la bajada del cinco por ciento. Insistió, no obstante, en que en la Comunidad «más de la mitad de los estudiantes no pagan matrícula y la otra mitad no paga lo que realmente vale el servicio». Aseguró, además, que las tasas no son la causa de que los alumnos de vayan a otras regiones, ya que, según señaló, Castilla y León recibe 3.300 universitarios y se van 2.300, en su mayoría a Cataluña y Madrid, que son, precisamente, las universidades más caras.

Desde Podemos, la procuradora Lorena González se felicitó por la iniciativa ante la «mísera rebaja» anunciada por el consejero, que no es más que «un esfuerzo económico ínfimo frente a lo que necesitan las familias» y la exigencia de garantizar la igualdad de oportunidades. Denunció, además, que «las universidades se están haciendo cargo de gastos corrientes con fondos propios mientras que la Administración las asfixia», al tiempo que criticó la existencia de los «préstamos» que, «lo único que consiguen es «arruinar a cientos y cientos de jóvenes sin ningún tipo de control público».

El acuerdo alcanzado ayer por unanimidad en las Cortes deja en manos del Ejecutivo la medida de rebajar las tasas universitarias, una actuación que, cuando comience el próximo curso, tendrán sobre la mesa un nuevo Gobierno autonómico, el que salga de la cita electoral del próximo mes de mayo.