ABC

Estas son las comunidades que han reducido las tasas universitarias

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará este martes el informe que permitirá una nueva reducción de tasas universitarias, que supondrán un ahorro de 40 euros en grados y 120 en másteres

MADRIDActualizado:

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará este martes el informe que permitirá una nueva reducción de tasas universitarias, que supondrán un ahorro de 40 euros en grados y 120 en másteres.

Así lo anunció ayer el presidente madrileño, Ángel Garrido que recordó que se trata de la cuarta rebaja consecutiva de la legislatura. Dicha rebaja, representa un ahorro global de 8,9 millones de euros. Teniendo en cuenta todas las reducciones efectuadas en los últimos años, «se han bajado ya las tasas de los grados un 22,5 por ciento y las de posgrado un 35 por ciento», apuntó Garrido.

«Es una medida positiva; incide en la línea que ya habian empezado hace años para compensar la enorme subida que se hizo cuando Esperanza Aguirre estaba al frente y las tasas subieron un 60 por ciento provocando un caos importante en la Comunidad de Madrid que impidió la entrada de muchos jóvenes al sistema universitario», señaló Ramón Caballero, responsable de universidad del CSIF. Sin embargo, Caballero recuerda que Madrid sigue siendo una de las comunidades con tasas más caras junto a Cataluña y Castilla y León.

La modificación de los precios de las tasas se inició cuando el entonces secretario de Estado, Marcial Marín, anunció en abril del año pasado que se bajaría el precio de los másteres no habilitantes, es decir, aquellos que no son exigidos para ejercer una profesión. Las comunidades tenían a partir de ese momento la puerta abierta para bajar la horquilla de precios, igualándola a la de los másteres habilitantes y a la de los grados. Un año después, el exministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, anunció una bajada de la horquilla de los costes de las matrículas de las titulaciones universitarias de grado, situándose entre el 0 y el 25 por ciento de los costes de la primera matrícula. Esta medida ya está aprobada por los Presupuesto Generales del Estado de este año.

La medida, por tanto, no es exclusiva de Madrid. Comunidades como Galicia, Islas Baleares, Castilla y León, Comunidad Valenciana, o Navarra redujeron o congelaron las tasas universitarias. Aunque no en todos los casos se efectuó de manera similar. El de Andalucía, por ejemplo, fue un caso excepcional ya que aprobó el año pasado la gratuidad de los grados aprobados a partir del segundo curso.

Castilla y León, por su parte, reducirá un cinco por ciento las tasas para el próximo curso. Los estudiantes de los centros públicos se ahorrarán una media de 67 euros en la primera matrícula de los grados, másteres y doctorados. La intención, como señaló el consejero de Educación, Fernando Rey, es ir acortando, en la medida de lo posible, los 120 euros de más que se paga en Castilla y León respecto a la media nacional, informa Miriam Antolín Retuerto.

Galicia, la más barata

Cataluña, por su parte, anunció ayer que aprobará en la reunión semanal de gobierno los precios universitarios para el próximo curso lectivo y volverá a congelar las tarifas por sexto año consecutivo manteniendo precios y bonificaciones para las rentas más bajas. Estos precios máximos oscilarán entre los 25,27 euros y 39,53 euros por crédito, mientras que en el caso de másteres oficiales se situarán en los 34,06 euros por crédito. El Consejo Interuniversitario de Cataluña ha primado en los últimos años conseguir mejorar las tarifas para los colectivos con más dificultades para acceder a la universidad por sus rentas bajas y este año, siguiendo esta línea, se amplían las becas para cursar un máster y se aplica una mayor progresividad en la reducción de precios de los estudios de grado para los alumnos con rentas bajas, explican desde el departamento de Universidades. Mientras, los precios de base siguen estancados: el Parlamento catalán ha debatido en los últimos tiempos varias mociones a propuesta de la oposición para exigir una rebaja de las tasas y a pesar de que algunas han tirado adelante, como la de Catalunya Sí Que es Pot (que exigía una rebaja del 30%), ninguna de ellas se ha llevado a la práctica, informa Anna Cabeza.

En el caso de Galicia, por ejemplo, con las tasas de grado más bajas de todo el país, el decreto que regirá el próximo curso, y que se aprobó definitivamente en la reunión semanal del Gobierno gallego de la pasada semana, incluye la congelación por séptimo año consecutivo de los precios de las titulaciones de grado y, como novedad este año la rebaja de las tasas de matrícula en los másteres habilitantes para equiparlas a las de los estudios de grado, informa Rocío Lizcano González.

La Generalitat Valenciana, por su parte, ha bajado las tasas un 7 por ciento este curso (el próximo las reducirá otro ocho por ciento), pero pese a ello continúan siendo las cuartas más caras de España. De hecho, el gasto medio por alumno de 2.205 euros en tasas universitarias acapara el 10,7 por ciento del PIB per cápita de los valencianos

La Conselleria de Educación transferirá a las cinco universidades públicas de la Comunidad Valenciana 11,3 millones de euros con el fin de compensar la parte autonómica de la becas de matrícula del Ministerio de Educación para el actual curso 2017-18, informa Alberto Caparrós.

Los estudiantes que se formen en la Universidad Pública de Navarra verán el próximo curso congeladas las matrículas, según explicó hace un mes la consejera de Educación, María Solana. Eso sí, la congelación llega después de que el curso pasado, el 2017-2018 hubieran subido un 2,3 por ciento los grados, el IPC interanual, y hubieran bajado notablemente la matrícula de los másteres (un 18 por ciento los habilitantes). La subida del curso pasado fue la primera que se produjo desde el curso 2013-2014. En los cuatro cursos anteriores, las tasas habían estado congeladas, informa Pablo Ojer.

Las tasas también han permanecido congeladas en la Universidad de las Islas Baleares (UIB) en los últimos cuatro años, tanto para quienes cursan grados o másteres. El director general de Política Universitaria y Enseñanza Superior, Juan José Montaño, explicó a ABC que con vistas al curso 2018-2019 se está evaluando la posibilidad de bajar las tasas, decisión que en cualquier caso se tomará en los próximos días. En caso de que finalmente no se produjera dicha rebaja, se mantendrían congeladas las tasas un año más, informa Josep María Aguiló.

Las tasas universitarias en Euskadi también se mantienen congeladas para el próximo curso por cuarto año consecutivo. Tras la decisión adoptada por el Consejo Vasco de Universidades a petición del Gobierno autonómico, los alumnos podrán acceder a estudios universitarios «sin un incremento en su esfuerzo económico», según informó el pasado mes de mayo el Departamento vasco de Educación, informa Ep.