Cadena humana de poesía en la pasada II edición de Voix Vives
Cadena humana de poesía en la pasada II edición de Voix Vives - Luna Revenga

Los toledanos y San Servando alojarán a los poetas de Voix Vives

Ofrecer alojamiento es «casi como tradición» ha asegurado, Alicia Es. Martínez, directora del certamen

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los casi cien poetas que participarán en el festival internacional de poesía Voix Vives, que Toledo acogerá entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre, ya han encontrado alojamiento en casas de toledanos, que se han ofrecido a hospedarlos, y en el Castillo de San Servando.

La directora del certamen, Alicia Es. Martínez, ha asegurado hoy a Efe que este año no harán un llamamiento en las próximas semanas a los toledanos, como en ediciones anteriores, dado que al ser un festival asentado hay vecinos de la ciudad que han ofrecido «casi como tradición» sus hogares para instalar a los poetas, por lo que todos ya tienen alojamiento.

Otros artistas se hospedarán en el Espacio Joven del Castillo de San Servando, un apoyo que ha permitido reducir el número de poetas que buscan casa.

«Bus poético»

Entre las novedades de este año, desde San Servando se pondrá a disposición de los poetas un autobús urbano que les trasladará al Casco Histórico de Toledo, donde se desarrollará el grueso de actividades previstas.

Este «bus poético», que recorrerá el trayecto comprendido entre la Plaza Zocodover y el Hospital Provincial (línea 11), ampliará su horario durante el festival, y en su trayecto se escucharán versos en distintas lenguas.

En Voix Vives se darán cita 26 poetas procedentes de 16 países del Mediterráneo, como Argelia, Palestina, España o Malta, que han sido invitados por la organización del festival y que recitarán poemas en hasta diez lenguas distintas.

A ellos se suman más de una treintena de artistas invitados por las editoriales y 50 voluntarios jóvenes de Toledo que tienen entre 14 y 20 años, el doble que el año pasado cuando rondaban la veintena, y que este año «tomarán» las calles y plazas de la ciudad con lecturas, intervenciones plásticas y actuaciones en un voluntariado creativo, una de las novedades de esta edición.

El festival toledano de poesía más internacional alcanzó los 10.000 espectadores el año pasado y, en esta ocasión, ofrecerá durante tres días sesenta actividades relacionadas con la poesía, de modo que Toledo se convertirá en un punto de encuentro de las culturas del Mediterráneo