El gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, la inspectora de Hacienda Carmen Alcalá, la alcaldesa Milagros Tolón y el concejal Javier Mateo
El gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, la inspectora de Hacienda Carmen Alcalá, la alcaldesa Milagros Tolón y el concejal Javier Mateo - ANA PÉREZ HERRERA
Patrimonio

El Consorcio exhibe su trabajo: 2.700 viviendas rehabilitadas en 15 años

Desde este miércoles una exposición en San Lucas, San Sebastián y Callejón de Menores 12 reivindica el papel «fundamental» que esta institución ha tenido en el Casco Histórico de Toledo

TOLEDOActualizado:

A Toledo la Unesco la declaró Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1986, pero no fue hasta mucho después, concretamente hasta 2002, cuando se creó una institución «fundamental» para mantener espléndido el Casco Histórico. Ese organismo es el Consorcio (cuyas aportaciones parten de cuatro administraciones: Gobierno de España, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Diputación de Toledo y Ayuntamiento), que en 15 años de vida ha rehabilitado 2.700 viviendas en el Casco. Son casi la mitad, el 45 por ciento, de las que hay en el barrio más emblemático de la ciudad.

Ahora una exposición reivindica su trabajo. Se inauguró este miércoles en tres espacios que, precisamente, han sido rehabilitados por el Consorcio: las iglesias de San Lucas y San Sebastián y el Callejón de Menores, número 12. La muestra estará disponible hasta el 23 de diciembre y se podrá visitar de jueves a domingo. De jueves a sábado, de 12 a 14 y de 16 a 18 horas, mientras que los domingos solo d 12 a 14 horas. En San Lucas se concentran los trabajos de normativa, inventarios, promoción cultural y difusión de la institución. En San Sebastián se muestra el patrimonio monumental y arqueológico; y en el Callejón de Menores, el patrimonio púbico, los equipamientos y la vivienda.

Además de esta exposición temporal, el Consorcio muestra su trabajo mediante jornadas de puertas abiertas, las rutas por el Patrimonio Desconocido y la publicación de monografías y memorias anuales.

Ha supuesto «un antes y un después», que ha permitido cambiar «la fisonomía de la ciudad durante estos últimos 15 años», dijo ayer la alcaldesa Milagros Tolón en la inauguración de la exposición. «Basta con subir a cualquier azotea y ver los tejados de gran parte del Casco Histórico. Ahí se ve la diferencia», añadió. En este sentido, el 70 por ciento del dinero que aportan las cuatro administraciones al Consorcio se dedican a la rehabilitación residencial para que «el Casco Histórico sea un Casco Histórico vivo».

«Tesoros ocultos»

Por otro lado, la alcaldesa recordó que, gracias al Consorcio, se han conseguido recuperar «tesoros ocultos». Algunos ejemplos son los Baños del Cenizal, Tenerías y Caballel, las Cuevas de Hércules, las termas y el complejo hidráulico en el entorno de la plaza de Amador de los Ríos o la recuperación de los restos arqueológicos del Cerro del Bú.