Jacob Wallenberg
Jacob Wallenberg - ABC

Los negocios de la familia Wallenberg, nuevos dueños del agua en la capital grancanaria

Los intereses de la dinastía más rica de Suecia están presentes en Canarias en diversos campos industriales. Este 2018 han vendido Islalink, el operador de cable submarino que conecta Canarias con Cádiz en asociación con el Cabildo de Tenerife

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El peso del capital nórdico en las islas Canarias no deja de aumentar con la entrada en empresas del sector del ocio y turismo. También en el industrial la banca sueva es propietaria de Essity, que tiene el 75% del mercado canario de servilletas y pañuelos de papel. Essity Canarias antes era Mapacasa. Es una presencia histórica desde 1958 cuando España abrió su economía al capital foráneo. Ahí está el caso de IKEA, que eligió Telde para abrir su primera tienda en España en 1978.

Seis de cada diez turistas nórdicos que vienen a Canarias lo hacen a Gran Canaria, es decir, dos de cada diez turistas nórdicos que visitan España, viajan a Gran Canaria. Y es que, para comprender el peso escandinavo en Gran Canaria, hay que tener en cuenta que si la isla tendría cerca de un millón de habitantes, este territorio recibe cada año la misma cantidad de turistas nórdicos, que gastan en compras 1.263 millones de euros, según el Patronato de Turismo de Gran Canaria.

Gran Canaria tiene cerca de un millón de habitantes. Y cada año vienen a las isla más de un millón de nórdicos

Antes de terminar en 2019 llegará a las islas talento sueco para gestionar el agua en la capital grancanaria. Serán gestores de la confianza de la familia Wallenberg, que controlan el fondo EQT. El líder de los negocios industriales del grupo es Jacob Wallenberg, integrante, entre otros, del Club Bilderberg.

Los intereses de la dinastía más rica de Suecia ya están presentes en Canarias en otros campos industriales. Hasta hace pocos meses, era dueña de Islalink, el operador de cable submarino que hay en las islas con la Península junto al Cabildo de Tenerife.

Wärtsila, socios de los astilleros que compiten con Astican en ingresos, Zamakona Yards, en el Puerto de Las Palmas, acaba de comprar una sociedad para fortalecer su presencia en las reparaciones submarinas en las islas, como adelantó ABC este verano.

Los intereses nórdicos en las islas no solamente están en el turismo, también en su posición clave ante África

El grupo famliar participa en empresas como ABB, que es la que está suministrando a Red Eléctrica de España turbinas para impulsar la calidad del suministro energético de Canarias en Fuerteventura. ABB fabrica también membranas de desalación de agua.

El conglomerado empresarial fue creado hace 162 años con la constitución del SEB, banco especializado en compras de empresas industriales que arrastraban pérdidas. En los años Setenta, la familia Wallenberg llegó a tener el 40% del peso de la Bolsa de Estocolmo. Entre otras participadas, los Wallenberg tienen intereses en Atlas Copco, Electrolux, Ericsson o la farmacéutica AstraZeneca.

En Canarias, directamente, no tienen intereses en el turismo. Los nuevos dueños de la gestora del agua en la capital grancanaria controlan inversiones también en Sobi, Epiroc, Nasdaq, Saab, Husqvarna Group, Mölnlycke, Permobil, Piab, Sarnova, BraunAbility, Laborie, Vectura, Aleris, la hotelera sueca The Grand Group o el operador de telefonía 3 Scandinavia.

Salvoconducto

Antes de ejecutar la compra, directivos de EQT tendrían previsto visitar al alcalde de la ciudad de Las Palmas, Augusto Hidalgo (PSOE), a fin de explicarle el proyecto, confirmarle el interés por consolidar empleo y establecer desde la capital grancanaria una agenda de crecimiento en otros mercados con la gestión de la desalación. La mayor operación de EQT en España con la compra de Saur será en Canarias, que también es campo de experimentación para en el ciclo integral del agua.

Cartera de negocio

En la capital grancanaria, donde el contrato vence en 2043, la empresa de aguas está intervenida por el ayuntamiento tras denunciar en los juzgados la presunta administración desleal por los socios privados. De hecho, la sociedad está rescatada desde la época del Partido Popular (PP) y sin actualizar tarifas desde hace cerca de diez años. El Ayuntamiento es socio de la empresa al tiempo que maneja las tarifas en función a su calendario político, como ocurre en el resto de Occidente con servicios semipúblicos.

Si se ordena el sistema de tarifas, la cartera de negocio de Emalsa, hasta 2043, está valorada por 2.100 millones de euros de los que 1.055 millones de euros estarían en la órbita de Saur bajo la tutela de EQT y la otra parte en la de Sacyr, con la que comparte el 50% de intereses. Esas cifras son las que ha declarado Sacyr este verano. Emalsa abastecede agua a un mercado de 398.000 habitantes, 162.200 abonados. Y no solamente es el agua de Las Palmas capital y Santa Brígida: también el del Puerto de Las Palmas.