Lazos amarillos colocados junto a la zaragozana Basílica del Pilar, acto reivindicado por los «CDR de Aragón»
Lazos amarillos colocados junto a la zaragozana Basílica del Pilar, acto reivindicado por los «CDR de Aragón»
Política

Los CDR estrenan franquicia en Aragón para expandir su rebelión independentista

Se amparan en el anonimato, actúan de noche y se presentan como la filial aragonesa del golpe secesionista catalán

R. P.
ZaragozaActualizado:

Los autodenominados «Comités de Defensa de la República», los grupos organizados por el secesionismo catalán para tomar la calle al servicio del independentismo, acaban de estrenar franquicia en Aragón. Amparada en el anonimato, la marca aragonesa de los CDR actúa de noche y se presenta como una organización de aragoneses «solidarios» con el golpe secesionista catalán e integrado en la estructura de agitación de ese movimiento dirigido por el independentismo catalán.

En su escrito de «presentación» difundido a través de internet, los «CDR de Aragón» -como así se autodenominan- no detallan quiénes lo integran. Ni caras ni nombres. Su primera acción consistió en llenar de lazos amarillos diversos espacios públicos de Zaragoza capital y de la localidad aragonesa de Fraga. Lo hicieron en la noche del domingo al lunes.

En su primer comunicado, los «CDR de Aragón» se promocionan como marca local, aunque directamente ligada al movimiento independentista catalán. «En Aragón no hemos querido quedarnos fuera de la revolución que está por venir. No hemos querido quedarnos al margen y hemos destapado nuestro lado más solidario, nuestra cara más reivindicativa (...) en «señal de solidaridad con los presos políticos catalanes y con el pueblo de Catalunya».

Tras justificar así los lazos amarillos colocados en diversos puntos de Zaragoza y Huesca, estos autodenominados «CDR de Aragón» anuncian que seguirán actuando en el futuro. Y proclaman como su objetivo principal defender el derecho de autodeterminación, que entronca con las posiciones de la minoritaria izquierda independentista aragonesa.

Desde hace años, Aragón viene estando en el punto de mira del independentismo catalán. Así, por ejemplo, los antisistema e independentistas de las CUP han incluido en sus documentos programáticos el objetivo de crear unos «Países Confederales Catalanes» que incluyan a Aragón. Por su parte, los planes defendidos por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), destacada plataforma del secesionismo, persiguen la construcción de un «país» catalán que se anexione 4.200 kilómetros cuadrados de Aragón. Son las comarcas orientales de Aragón, denominadas por el secesionismo catalán como «Franja de Ponent», el pretendido territorio occidental de la Cataluña independiente, un territorio al que también llega la propaganda de la Generalitat desde hace años.