Andalucía y 140 indecisos resolverán el liderazgo del PSOE
El candidato, junto a Marcelino Iglesias, ayer en el Palacio de Congresos de Zaragoza - fabián simón

Andalucía y 140 indecisos resolverán el liderazgo del PSOE

Vara: «Es mucho dar por hecho que Extremadura va a apoyar a Rubalcaba»

G.SANZ/L.L.CARO
MADRID Actualizado:

Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón tienen por delante dos semanas para convencer a aquellos delegados al 38 Congreso del PSOE que todavía no han manifestado su preferencia por ninguno de los dos. Oscilan «entre 110 y 140», aseguraban ayer a ABC fuentes de la Dirección Federaltras un recuento más objetivo que el que hicieron el domingo los equipos de los dos aspirantes, tras los 55 «congresillos» provinciales de este fin de semana. Rubalcaba y Chacón saben que esos delegados, junto con Andalucía, serán quienes les conviertan, o no, en el próximo secretario general.

Cuando escuchen a ambos, el sábado 4 de febrero en Sevilla, muchos de esos 140 votarán a quien crean «caballo ganador», porque su interés real no es la batalla entre Rubalcaba y Chacón, sino el poder local con vistas al congreso en el que elegirán al secretario general de sus federaciones. Así, una vez resuelta esa disputa en el «congresillo», observan el duelo nacional con cierta distancia. En 40 de los 55 «congresillos» ha triunfado la lista única, lo cual ha evitado a la inmensa mayoría de sus integrantes tener que pronunciarse. No en todos los casos. Por ejemplo, en el de Sevilla (55 delegados), su cabeza visible, José Antonio Griñán, puede acabar votando a Chacón (todavía no lo ha dicho), pero lo que sí está claro es que el secretario provincial, José Antonio Viera, «es» de Rubalcaba. Y en Zaragoza (32), el segundo más importante, el alcalde Juan Alberto Belloch ya ha dicho que prefiere a Chacón, mientras que el teniente alcalde apoya a Rubalcaba. Tanto en una como en otra provincia, poco se sabe de lo que hará el resto de delegados (83), al margen de lo que digan los equipos de los dos candidatos. Y no digamos en la tercera provincia, Badajoz, (29), encabezada por Guillermo Fernández Vara, quien anoche advirtió a Efe que «es mucho dar por hecho que Extremadura apoyará a Rubalcaba».

El exvicepresidente, que por la mañana aseguró en RNE que no ve una «tercera vía», viajó a Zaragoza para hablar con los 32 delegados a puerta cerrada. Chacón estuvo en León, la provincia de castellano-leonesa más favorable para ella, y difundió un manifiesto económico en el que pide que las rentas de capital tributen como las del trabajo.

La decisión de Page

Mientras los candidatos se entregan a la aritmética del recuento y a la caza del delegado, quien ha emergido en las últimas semanas como la más probable «tercera vía» del 38 Congreso, Emiliano García-Page, sigue sin renunciar a nada. Y recibiendo a diario llamadas de apoyo, que continuaban ayer en vista de esa incertidumbre salida de los «congresillos» y que sugiere que hay hueco para un aspirante alternativo.

«La decisión sobre mi futuro está en manos de los delegados de Toledo», explicaba a ABC el alcalde de la capital castellano-manchega. Son 16 nombres, miembros de una lista provincial «sin pactos, unánime» que ha sido aprobada por asentimiento y con los que García-Page tomará «una decisión» tras recibir a Chacón el día 27 y a Rubalcaba en una fecha aún por determinar.

El PSOE toledano pidió el domingo a García-Page que descarte ser la «tercera vía» en Sevilla y se centre en encabezar al partido en el ámbito regional. Pero a juicio del interesado, ambas competencias «no son incompatibles, sino todo lo contrario: son vasos comunicantes».

Fuentes socialistas apuntaban sobre García-Page que «si va, iría para ganar» y concluían que esa es una posibilidad por ahora remota que hará que se lo piense mucho antes de dar el paso final.