Juan Muñoz y su mujer, en la Feria de Abril, en Sevilla - Rocío Ruz

Villarejo también grababa sus charlas con el marido de Ana Rosa

Los tres detenidos por el «proyecto Pintor», el comisario y su socio declaran hoy

MadridActualizado:

El magistrado Diego de Egea tomará declaración hoy a los empresarios Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana; a un hermano de Juan y al abogado de ambos, Ricardo Álvarez Osorio, detenidos el pasado martes por los delitos de extorsión y revelación de secretos por orden de la Fiscalía Anticorrupción. El juez acordó registros en viviendas y oficinas de Madrid, Santiponce (Cádiz) y Marbella a la vista de los indicios que le fueron presentados por los fiscales en un escrito y los agentes de la Unidad de Asuntos Internos se incautaron de dispositivos electrónicos y clonaron discos duros, según ha podido saber ABC.

Las detenciones están relacionadas con la supuesta contratación por parte de los empresarios de los servicios del excomisario José Manuel Villarejo para cobrar una deuda a otro empresario. Sin embargo, según las fuentes consultadas, los seguimientos y las supuestas coacciones habrían alcanzado al abogado de dicho empresario. Es ese letrado, o más bien el alias que le asignan, el que da nombre al nuevo informe que ha motivado esta pieza: «proyecto Pintor», la sexta pieza de la causa. Como ha ocurrido en el resto de piezas judiciales, la información partió de las miles de horas de grabaciones almacenadas por el expolicía que están siendo investigadas por Asuntos Internos.

De nuevo ante el juez

Pero no serán estas las únicas declaraciones. Villarejo y su socio, el abogado Rafael Redondo, volverán a declarar hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea en la «operación Tándem» por la que ambos llevan en prisión desde el pasado 5 de noviembre. Es la segunda vez que el policía jubilado tiene que comparecer ante el magistrado en una semana. Hoy, se les preguntará a ambos por la nueva pieza; es decir, el «informe Pintor». En ocasiones anteriores, siempre han declarado primero los detenidos y días después se ha llamado al policía.

El jueves pasado se le interrogó sobre el «proyecto Carol», el nombre que el policía le asignó al encargo -a cambio de dinero- que le hizo Corinna Larsen, la amiga de Don Juan Carlos, para que resolviera un problema de un conocido suyo con Hacienda. Villarejo dijo, en cambio, que acudió a reunirse con Corinna en Londres (y a grabarla) como enviado del Estado, algo que el director del CNI, Félix Sanz Roldán, negó en la comisión de gastos reserverdados del Congreso, veinticuatro horas antes. El «proyecto Carol» es una de las piezas que sigue en investigación (bajo secreto) después de que De Egea haya archivado en menos de una semana tres de las piezas abiertas.

El primero que sobreseyó fue el de los cohechos, en el que estaban imputados el comisario Carlos Salamanca, su mujer y su hijo, la pieza uno. Anticorrupción acusaba al policía de haber cobrado miles de euros a cambio de facilitar la entrada en España a ciudadanos guineanos con visados especiales cuando era comisario de Barajas. El funcionario admitió en su declaración, como informó ABC, que el empresario que blanqueaba fondos de los guineanos en nuestro país, Francisco Menéndez, le había regalado a su hijo 25.000 euros para su boda, pero solo «por amistad». Menéndez, que está en el origen de la denuncia, sigue imputado. También Salamanca, pero solo en la pieza principal. El lunes archivó para los clientes la pieza 2 (Iron), espionaje a abogados, y la 3 (Land), que afectaba a las Cereceda.