Carmen Calvo, ayer en el Senado - MAYA BALANYÀ/ Vídeo: AT

Las tres mentiras de la vicepresidenta Calvo para defender a Tezanos y su CIS

Sostiene que el PP no ganó nunca las elecciones en Andalucía, que los populares no quieren que el socialista comparezca en el Senado y se inventa la fecha de afiliación de la exministra Del Castillo

MadridActualizado:

Hay una pequeña localidad en la provincia de Soria conocida como «el pueblo de las tres mentiras». Se llama Villaverde del Monte y los oriundos justifican el chascarrillo en que ni se trata de una villa, ni destaca por sus verdes praderas, ni tampoco se localiza en un monte. Ayer, por seguir con eso de la regla de los tres embustes, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, contó otras tres mentiras en el Senado -sin arrugarse lo más mínimo- para adornar su defensa a José Félix Tezanos y su polémico CIS.

La primera, en la frente

Las explicaciones que Calvo pudiera ofrecer al ser preguntada por el PP acerca de Tezanos y su polémico CIS eran el plato fuerte de la jornada vespertina de ayer en el Senado. Y no decepcionó. Después de ser interpelada por Sebastián Pérez, senador popular, sobre si el Gobierno tiene pensado cesar al presidente del CIS, la vicepresidenta negó una hipotética destitución y pasó al ataque para defender a su compañero.

Aquí es donde llega la primera mentira. Imbuida por el fragor de la batalla parlamentaria, Calvo espetó a sus señorías lo siguiente dirigiéndose a la bancada del PP: «¿Saben lo que es durísimo? Haber estado 37 años sin ganar ni una vez las elecciones en Andalucía». En ese momento los populares se echaron a reir y señalaron a Javier Arenas, senador en ejercicio por el Parlamento de Andalucía. Allí, en los comicios de 2012 y aunque Calvo lo olvidara, Arenas fue candidato del PP y ganó las elecciones aunque después gobernara el PSOE de Griñán tras un pacto con IU.

La segunda, en la hemeroteca

Una vez superado el barullo, llegó la segunda mentira. Calvo afirmó que los senadores populares habían perdido su oportunidad de ver comparecer a Tezanos en la Cámara Alta. «Tezanos ha pedido comparecer en el Congreso y no tiene inconveniente en acudir al Senado para explicar unos tecnicismos que ustedes no quieren escuchar», repitió Calvo con seguridad.

Esta vez, la hemeroteca se encargó de dejar en evidencia a la vicepresidenta. El pasado día 11 de agosto, el Grupo Parlamentario Popular en el Senado presentó en el Registro de la Cámara las peticiones de comparecencia de 14 altos cargos del nuevo Gobierno liderado por Pedro Sánchez. Entre ellos, efectivamente, Tezanos.

De propina

En su huida hacia adelante, Calvo cayó en una tercera mentira. En su favor hay que decir que saber este dato era para sacar nota. El último argumento que dibujó la vicepresidenta para defender a Tezanos fue otro ataque al PP y a Pilar del Castillo, quien estuvo al frente del CIS entre los años 1996 y 2000 con Aznar en La Moncloa. «Sabe usted la diferencia entre Tezanos y la señora Del Castillo?», preguntó Calvo al senador del PP. Ella misma respondió: «Que Tezanos nunca ha escondido la militancia socialista y la señora Del Castillo sí».

Según confirmaron fuentes del grupo parlamentario popular en el Senado a ABC, Del Castillo se afilió al PP en el año 2002 por lo que era independiente en su etapa al frente del CIS y también durante sus dos primeros años como ministra de Educación (2000-2004).

Bien por mala fe o por simple desconocimiento -mal en cualquiera de los dos casos-, la vicepresidenta Calvo mintió hasta en tres ocasiones ayer en sede parlamentaria. No pasó nada. Parece que, en política, las mentiras, sean una dos o tres, no implican coste alguno para quien las pronuncia.