El presidente del Gobierno atiende a los informadores en el Congreso - efe

Rajoy contesta en los pasillos del Congreso: «Tengo las cosas claras y la legitimidad»

Ante la nube de periodistas que ha vuelto a escoltar al jefe del Ejecutivo en la Cámara Baja, como ayer en el Senado, el presidente ha reconocido que la situación de la economía «es muy difícil»

madrid Actualizado:

Rajoy se ha reconciliado con los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, después del momento de tensión que se vivió ayer en el Senado,cuando el presidente no quiso atender a los periodistas que pretendían arrancarle unas declaraciones sobre la situación económica de España.

Esta mañana ha sido diferente. Llegó minutos antes de las nueve de la mañana, hora fijada para el inicio de la sesión de control. Aparcó el coche unos metros más allá de la puerta de entrada al hemiciclo y anduvo los metros que le separaban con tranquilidad. Entró en el área de Gobierno y salió camino del salón de plenos acompañado de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y de la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Atravesó la barrera de cámaras de televisión que le esperaban en la primera puerta de entrada, pero prefirió seguir andando y entró por la segunda.

Encuentro con el Grupo Popular

Al finalizar su intervención salió y se detuvo unos minutos a hablar con el ministro de Asuntos Exteriores. Los medios de comuniación se agolpaban a su alrededor. Pero esta vez se acercó a ellos, se mantuvo en silencio unos segundos y respondió a las preguntas de los medios de comunicación. Sus palabras fueron para admitir que la "situación es muy difícil", pero que el Gobierno tiene ideas y determinación para sacar a España de la crisis. Habló de las reformas y de las "políticas duras" que no tendrán efecto a corto plazo. También respondió a una cuestión relacionada con el pacto de Estado que le ha reclamado Rosa Díez, de UPyD, y aseguró que no van a tomar en consideración "decisiones de partidos con menos apoyos" que el suyo y que su obligación es "gobernar y no abdicar de esa responsabilidad".

Tras responder a estas preguntas, reinició la marcha, los periodistas le seguían preguntando, pero él dio por finalizado el encuentro. Siguió andando hasta el coche oficial que le esperaba, y se fue. A la una tiene una nueva cita, esta vez con su Grupo Parlamentario, hablará de sus nuevas reformas.