La sede de «The New York Times» en la ciudad que da nombre al periódico
La sede de «The New York Times» en la ciudad que da nombre al periódico - AFP

Otras publicaciones de «The New York Times» que causaron revuelo en España

El diario norteamericano ha publicado en varios reportajes y editoriales inmiscuyéndose en la realidad española

MadridActualizado:

El diario «The New York Times» publicó el pasado sábado un editorial en el que defendía el referéndum de Cataluña. El rotativo norteamericano solicitaba al Gobierno español que permitiera la consulta. Pese a ello, el artículo se posicionaba en contra de que Cataluña saliera de España. «El mejor resultado para España sería permitir el referéndum y que en ese referéndum los catalanes rechazaran la independencia». De esta manera, se atrevieron a criticar la negativa rotunda del Gobierno del Partido Popular a autorizar un referéndum de independencia. «La intransigencia de Madrid solo inflamará las frustraciones catalanas».

No es la primera vez que el diario estadounidense se inmiscuye de manera directa con un editorial o un reportaje en los asuntos que conciernen a España.

Desarme de ETA

En abril de este año, con motivo del desarme pactado de ETA, el diario americano se posicionó a favor de este gesto de la banda terrorista, no sin poca polémica. En su editorial, aseguraron que la posición de Rajoy respecto a los crímenes de ETA evidencia que hay temor en él de que la situación política se torne igual que la de Cataluña.

De hecho, comentaron que el 81 por ciento de los votantes apoyó la independencia de Cataluña en el referéndum de 2014, aunque no fue vinculante.

Por otro lado, sacaron a colación la encarcelación y libertad de Arnaldo Otegi, vinculado a la banda terrorista. Respecto a su salida de la cárcel y disposición a continuar en política, «The New York Times» recomendó a Rajoy que le permita ejercer «sus derechos políticos» ya que, de lo contrario, las preocupaciones vascas podrían tornarse de nuevo en la recuperación de las armas.

Cabe recordar que, a lo largo de este editorial en ningún momento calificaron a ETA como banda terrorista. De hecho, en sus informaciones habituales denominan a este grupo como «separatista» o «independentista», pero en ningún caso se refieren a ETA con el término de «banda terrorista».

Hambre en España

En septiembre de 2012, momento auge de la crisis en España, «The New York Times» causó un gran revuelo en el país a causa de un reportaje sobre el hambre, el paro y la precariedad en España.

Mediante un artículo de tipo social, el diario americano no se cortó a la hora de mostrar una imagen de hambruna en España que no se correspondía con la realidad. Ilustraron el reportaje con una dura foto de una persona rebuscando en un contenedor de basura, dedicando varios párrafos del artículo a ella y, también, a las necesidades de acudir a la basura en busca de una comida en España.

Sin duda, una visión exagerada de lo que era este país en 2012, exponiendo a sus lectores solo una parte muy limitada de la sociedad que, realidad, no representaba a la mayoría social española de aquel momento, lo que ellos trataron de transmitir con su artículo respecto a la hambruna, paro y precariedad.

La corrupción

Otro de sus artículos más polémicos fue el relativo a la corrupción en España que publicaron incluso en su portada en 2013. En él, el periódico aseguraba que «mucho más» estaba por llegar a España en materia de corrupción, haciendo hincapié en que es «la estructura política» lo que genera que haya tantos casos en el país.

Así, criticaron el enorme poder de las autoridades locales, donde, aseguraron, que «pueden otorgar contratos o terrenos con poca o ninguna consulta».

A su vez, «The New York Times» puso sobre la mesa los vínculos de las autoridades regionales y municipales con las cajas de ahorros, lo que, a su modo de ver, había creado las «condiciones ideales» para que se generase corrupción en los años de la burbuja inmobiliaria.

Control de medios

En un artículo publicado en 2015, el diario americano criticó el control de los medios que se da en España por parte del Gobierno.

La publicación fue llevada a portada del periódico, asegurando que la crisis había provocado que 11.000 periodistas acabaran en el paro en los últimos siete años.

«The New York Times» se posicionó contra la presunta censura, control y falta de objetividad a la que estarían sometidos los medios de comunicación de España de la mano de Mariano Rajoy e, incluso, de la Ley de Seguridad Ciudadana.

A su vez, también centraron su artículo sobre el control del PP sobre los medios públicos (RTVE) desde 2012, ya que el Gobierno se reservaba el nombramiento del presidente de la entidad, haciendo referencia a las denuncias del personal de la empresa pública.

Situación política

Con motivo de las elecciones de diciembre de 2016, el periódico americano publicó un editorial sobre la «confusión política» que existía en España en aquel momento. Así, calificaron la realidad española como «un circo» en el que los líderes políticos no supieron sobreponerse a sus «ambiciones personales».

En el editorial, además, señalaron que PP y PSOE «rechazaron» formar una gran coalición, mientras Ciudadanos y Podemos optaron por recriminarse sus respectivas acciones.

Una crítica a la situación política española por parte de «The New York Times» en un momento complicado para España, como luego se vio, con el bloqueo hasta las siguientes elecciones.