Agentes antidisturbios de la Policía Nacional y de los Mossos d' Esquadra discuten frente a un instituto/ El sindicato de Mossos defiende su actuación: «Si se actúa es porque hay una orden» - EFE/ Vídeo: EP

Los Mossos piden colaboración a la Policía y la Guardia Civil

«Solo con nuestros medios no se puede garantizar la seguridad», admiten. La Fiscalía investiga la pasividad de los Mossos en los peajes de las autopistas

Madrid - BarcelonaActualizado:

El 21 de diciembre Cataluña se enfrenta a un importante reto de seguridad con la celebración de un Consejo de Ministros en Barcelona que va a intentar ser boicoteado por los denominados Comités de Defensa de la República (CDR), en manos de la CUP, y la convocatoria de un «paro de país» en protesta por esa cita convocado igualmente por los secesionistas y en el que los más violentos prometen dejar su huella.

«El problema mayor -explican fuentes de máxima solvencia consultadas por ABC- es la simultaneidad de las convocatorias, lo que va a obligar a un despliegue para el que hay que reconocer que no tenemos suficientes medios humanos ni materiales». Por ello, según estas fuentes, los Mossos han pedido -o van a hacerlo- la colaboración de Policía y la Guardia Civil.

Primera reunión

Ayer mismo se celebró en la Delegación del Gobierno en Barcelona una primera reunión a la que asistieron representantes de todos los Cuerpos concernidos. Los profesionales ya están perfilando las líneas generales del operativo, del que apenas se conocen datos. Solo ha trascendido que de momento hay ocho grupos de las UIP (400 agentes) ya designados a la misión, pero es muy probable que el número se amplíe, más teniendo en cuenta el apoyo que necesitan los Mossos.

Hasta ahora ni siquiera se conoce el lugar en el que se reunirá el Gobierno, aunque en todo caso será un edificio estatal de cuya seguridad se encargará la Policía y la Guardia Civil. Asimismo, los ministros y el presidente del Gobierno se desplazarán a Barcelona con sus escoltas respectivos, aunque la seguridad ciudadana será responsabilidad de la Policía autonómica. «El desarrollo normal del Consejo de Ministros está garantizado», explican todas las fuentes consultadas.

El «paro de país» complica aún más la situación, porque si la seguridad de ese Consejo de Ministros necesita muchos agentes, aún más esa convocatoria. «El único consuelo es que los CDR también tendrán que multiplicarse, y hay que ver su capacidad de movilización. Pero nos ponemos en el peor de los casos».

«Seguro que va a haber una gran movilización -explican las fuentes-, pero el ambiente con la visita del Rey a Barcelona el 8 de noviembre era mucho más crispado y se consiguió controlar la situación... El 21-D van a intentar cortar el AVE, la autopista en La Junquera, también por el sur... Hay muchos puntos conflictivos para las comunicaciones y por eso es necesario que todos los Cuerpos de Seguridad colaboren».

Agentes pasivos

El 21-D llega en un momento comprometido para los Mossos, después de saberse ayer que la Fiscalía del TSJC ha decidido investigar su actuación, más bien la ausencia de ella, durante las acciones protagonizadas por los CDR el pasado fin de semana en las autopistas catalanas. En concreto, se ordena investigar si hubo «ausencia de conminación» o «lenidad» (falta de rigor) de la policía autonómica durante esos hechos: por un lado el corte de la AP-7 durante quince horas en Tarragona y el levantamiento de peajes durante el domingo.

La Fiscalía exige antes de diez días tener un informe para determinar si el comportamiento de la policía no se orientó a «disuadir a los concentrados de su conducta» y restablecer el orden legal.