Margallo cree que en caso de Brexit la mejor solución sería una «cosoberanía» sobre el Peñón

El ministro de Exteriores en funciones se muestra molesto con la visita de David Cameron a Gibraltar

MadridActualizado:

Madrid y Londres deberían volver a negociar la cosoberanía de Gibraltar en caso de que la opción del Brexit triunfara en el referéndum del próximo 23 de junio en el Reino Unido, ha avisado este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

El ministro se ha referido a la visita sorpresa que el primer ministro británico hará este jueves a Gibraltar –la primera desde que llegó en 2010 a Downing Street–. Ha querido subrayar que España y el Reino Unido son «socios y aliados», si bien mantienen «profundas diferencias» en torno a la cuestión de Gibraltar, unas divergencias que España no quiere que interfieran en la amistad con el Reino Unido.

El jefe de la diplomacia española ha reconocido que España «desea fervientemente» que Reino Unido permanezca en la UE. «Pero si el 'Brexit' se produce, se crearía una situación radicalmente distinta a la actual en Gibraltar y un problema de primer orden para el Peñón. Tendríamos pues que hablar con el Reino Unido al respecto y creo que la solución más sensata sería llegar a algún tipo de acuerdo sobre cosoberanía en Gibraltar», ha reiterado una vez más el ministro.

Incluso con un eventual acuerdo sobre la cosoberanía –que Gibraltar rechaza frontalmente– el Peñón seguiría siendo considerado por la comunidad internacional como un territorio pendiente de descolonización, como así consideran a Gibraltar la Asamblea General de la ONU y el Tribunal de Justicia de la UE, ha recordado el ministro.

Y es que la ONU ha «reconocido en numerosas ocasiones la especificidad del proceso descolonizador de Gibraltar al señalar que la situación colonial de Gibraltar menoscaba la integridad territorial de España», ha insistido García-Margallo. «Naciones Unidas ha indicado con claridad que, en el proceso de descolonización de Gibraltar, el principio que debe regir es el de restitución de la integridad territorial española y no una pretendida libre determinación que reclaman los ocupantes de Gibraltar, por lo que España seguiría trabajando por recuperar de manera definitiva su integridad territorial», ha abundado.

Precisamente por ser un territorio pendiente de descolonización, Naciones Unidas urge año tras año a España y a Reino Unido a poner fin a esta situación colonial a través de negociaciones bilaterales.

García-Margallo ha remarcado que España, como ha puesto de relieve recientemente en la ONU, ha de hacer frente a comportamientos «irresponsables» de las autoridades gibraltareñas y a graves problemas que se originan en el Peñón, como el contrabando de tabaco y otros derivados de que Gibraltar sea «un paraíso fiscal, que ofrece anonimidad y secreto a evasores de impuestos y a todos aquellos que prefieran que sus identidades permanezcan ocultas en los flujos financieros que manejan».

Ha recordado también que la Comisión Europea tiene abierta una investigación sobre el régimen fiscal gibraltareño y que Gibraltar se comporta también con «escaso o nulo respeto» hacia el medio ambiente en la Bahía de Algeciras.