Josu Ternera es detenido en Francia por oden de la Audiencia Nacional - EFE

La petición española impide que Francia libere a Josu Ternera

La fiscalía gala activa la OEDE por el atentado de la Casa Cuartel de Zaragoza

MadridActualizado:

Josu Ternera estuvo a punto de poder pasearse tranquilamente por la calle como no lo hacía desde que comenzó su actividad criminal, a excepción de los años en los que disfrutó inmunidad parlamentaria como diputado en el País Vasco de 1998 a 2002.

El Tribunal de Apelación de París, que debía revisar este miércoles una condena de 7 años que impuso al pistolero en rebeldía en 2010, ordenó en cambio su «inmediata liberación» al examinar en primer lugar un recurso que el reo había presentado contra el encarcelamiento posterior a su detención el 17 de mayo en los alpes franceses.

La noticia provocó una corriente de consternación en España, pero también en el ámbito de la justicia francesa donde, según fuentes de la AVT consultadas por ABC, el fiscal reaccionó rápidamente agilizando la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por la Audiencia Nacional contra Ternera por el atentado de la Casa Cuartel de Zaragoza de 1987 y que según el portal Mediabask, Francia iba a activar el 10 de julio. En consecuencia, el ex dirigente de ETA que debía haber abandonado la prisión parisina de La Santé fue retenido, según AFP a la salida del centro penitenciario, por agentes de la Dirección General de la Seguridad Interior gala (DGSI), que lo trasladaron a sus dependencias en espera de que en el plazo máximo de 48 horas al terrorista le sea notificada la mencionada OEDE. Allí permanece bajo control de la Fiscalía General de París

A continuación pasará a disposición del juez, que tiene otras 48 horas para decidir si le manda o no a la cárcel. De acuerdo con otras fuentes jurídicas, la libertad que obtuvo ayer «no se hará efectiva hasta que no se estudie la reclamación» de que sea traído a España para responder por sus delitos.

«La OEDE estaba pendiente de tramitar. Mientras Josu Ternera ha estado en la cárcel, no había tanta prisa... pero cuando, contra todo pronóstico, se ha ordenado su puesta en libertad, esa OEDE se ha agilizado», ha explicado Carmen Ladrón de Guevara, abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, (AVT), que precisamente ayer se reunía en Zaragoza con familiares y víctimas de la masacre de la casa-cuartel que, presuntamente, mandó perpetrar el ex dirigente etarra. Lo que el colectivo exige ahora es que el pistolero ingrese en prisión provisional hasta que sea entregado a España para ser juzgado.

En ese horizonte siempre estuvo el Ministerio del Interior. Como otras altas instancias, no recibió información oficial de Francia, sino a través de los medios de comunicación, sobre la decisión de liberar a Ternera. Tampoco la Audiencia Nacional, donde causó cierta sorpresa que la justicia gala no utilizara el juez de enlace para hacer llegar la información, algo de lo que no tiene obligación, aunque existen «mecanismos» a tal efecto que se emplean habitualmente. Tras confirmar los hechos, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska reaccionó certificando que las OED emitidas por la Audiencia Nacional contra el etarra iban a seguir tramitándose, el proceso no se iba a paraliza y «más tarde o más temprano, –subrayaban– Urruticoetxea será juzgado en España».

La próstata

Esa libertad que ayer no llegó a ejecutarse requería que Josu Ternera –un especialista de la fuga, que incluso ha escapado dos veces en medio de operaciones desplegadas para atraparle– entregara su pasaporte, fuera a fichar a comisaría una vez a la semana y no saliera de Francia al menos hasta el día 28 de junio. Ese es el día en que se procederá a la revisión de la condena de 2010 que ayer quedó pendiente y de otra de 2017 a la que le sentenció también en ausencia el Tribunal Correccional de París, la instancia que propició la captura tras 17 años en la clandestinidad del ex dirigente etarra para que cumpliera esa pena.

La defensa de Ternera había fundamentado la solicitud de libertad en razones médicas, invocando el papel protagonista que el pistolero tuvo en la consecución de la paz en el País Vasco y en los apoyos de diferentes sectores que acumula. Sin que las juezas del Tribunal de Apelación expusieran ayer sus argumentos en resolución, fuentes oficiales indicaron que, al parecer, el principal son los problemas de salud. El etarra dijo en su declaración en la sala que el día de su arresto en los alpes iba a ser operado de la próstata, que en tres meses había perdido ocho kilos y que debía haber entrado en quirófano a lo largo del mes siguiente. Desde la AVT subrayaron que también pesó el hecho de que facilitara un domicilio como residencia, de hecho el de quien fuera consejero de Francois Miterrand, el magistrado Louis Joinet, viejo conocido en España por su cercanía a miembros de la banda, y que se ha ofrecido a alojar a Ternera. En esa declaración, el reo se negó a hablar español y lo hizo en francés y vasco.

Fuentes judiciales indicaron a Efe que esa notificación se le hará en un plazo máximo de 48 horas, y que después comparecerá ante la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París, que decidirá si vuelve a prisión o sale libre.

A partir de ese momento debería iniciarse la tramitación habitual en esa sala de instrucción, un procedimiento que suele prolongarse durante meses e incluso más de un año si luego se recurre al Supremo.

El etarra fue trasladado desde la prisión de la Santé de París, donde estaba ingresado desde el 17 de mayo -un día después de su arresto en una localidad de los Alpes franceses-, hasta la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI) de la policía en Levallois Perret, a las afueras de la capital.

Sus hijos Egoitz e Irati estuvieron esperando en balde su salida a las puertas de la prisión, después de haber asistido por la mañana a una audiencia ante el Tribunal de Apelación de París que accedió a su demanda de levantar la orden de encarcelamiento.

Las tres jueces comunicaron, sin dar justificaciones, esa decisión de poner en libertad a este etarra que al ser capturado hace poco más de dos meses en la localidad de Sallanches llevaba casi 17 años en la clandestinidad.

Según sus abogados, las magistradas decidieron liberarlo no por su estado de salud -Urrutikoetxea, de 68 años, debe ser operado de la próstata- sino porque habían quedado convencidas por las garantías de que no iba a eludir la acción de la justicia.

La Audiencia Nacional de Madrid ha solicitado a Francia la entrega de este histórico de la banda para ser enjuiciado por el atentado de 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza en el que murieron once personas, entre ellas seis menores.

En Francia tiene pendiente dos juicios porque ha pedido que se repitan los dos en los que fue condenado en rebeldía, uno a siete años de cárcel en diciembre de 2010 y otro a ocho años en junio de 2017.

Eso será abordado en una audiencia del Tribunal Correccional de París el próximo 28 de junio, aunque con total seguridad el examen del fondo se pospondrá al menos hasta después del verano.