Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo
Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo - ABC

Corinna zu Sayn-Wittgenstein denuncia «una campaña de descrédito con motivación política» hacia ella

En una grabación de 2015 hecha por Villarejo asegura que «Juan Carlos I pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí» y atribuye al Rey emérito otras actividades financieras irregulares en el exterior

MadridActualizado:

La nueva vuelta de tuerca de la operación Tándem coincide con la difusión en dos diarios digitales, El Español y OK diario, de una cinta que el líder de la trama, José Manuel Villarejo, grabó en 2015 en Londres a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. En ella da a conocer supuestas actividades ilegales de Don Juan Carlos y que éste la utilizaba como testaferro en operaciones financieras fuera de España. La publicación se ve como una estrategia de presión por parte del expolicía para salir de prisión.

Esta mujer ha hecho público hoy un comunicado en el que afirma que «desde hace tiempo, ha habido una campaña de descrédito con motivación política contra mi persona. Siempre he actuado correctamente y pretendo continuar viviendo mi vida de forma tranquila, con independencia de los años de acoso constante y de los intentos de descrédito público que he padecido con un sinfín de información falsa. Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe», concluye.

En cuanto a la difusión de las cintas de Corinna, hecho que se atribuye a Villarejo, las fuentes destacan que «es su modo habitual de actuar; presiona para sacar ventaja». «En todo caso, demuestra que está desesperado y que jamás sospechó que pudiera seguir encarcelado después de todo este tiempo», coinciden los consultados.

Las cintas ya eran conocidas por la investigación. En ellas, Corinna zu Sayn-Wittgenstein acusa a Don Juan Carlos de prácticas financieras irregulares en el exterior, de tener cuentas opacas en Suiza a nombre de uno de sus primos y de utilizarla como testaferro. Además, asegura que el CNI le robó documentación en dos ocasiones y que su director la amenazó de muerte, a ella y a sus hijos.

En la entrega de hoy, además, los dos digitales que publican a la vez desvelan otra parte de la cinta en la que Corinna zu Sayn-Wittgenstein afirma cosas como que «Juan Carlos I pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí»; «El Rey me escribió por e-mail que Villar Mir estuvo en su despacho y le dijo: "Voy a ver si Zanganeh te paga la mitad de su comisión"»; «Le dije: "¿Estás completamente loco? ¿Vas a coger dinero de los iraníes"? A ti te paga el Gobierno por representar a la industria española»;«En 2012 vi una gran cantidad de dinero en el banco y le dije "¿De dónde viene?", y él dijo "De Arabia Saudí"».

Dado que la grabación ya era conocida por los investigadores porque estaba entre el material intervenido a Villarejo, las fuentes consultadas consideran que este individuo copió el material más sensible para poder utilizarlo como estrategia de presión en el caso de que tuviera problemas legales por sus inquietantes actividades. Y ahora considera que ha llegado el momento de utilizarlo, porque sabe que su horizonte penal es más que complicado.

Sin embargo, todas las fuentes consultadas advierten de que esta estrategia se le ha vuelto en contra, porque cualquier persona que tome una decisión que pueda ser interpretada como trato de favor para él estará bajo la sospecha de haber cedido a un chantaje del excomisario.