El compañero renegado de Urdangarín visita palacio
Iñaki Urdangarín y Xabier Mikel Errekondo - el correo

El compañero renegado de Urdangarín visita palacio

Xabier Mikel Errekondo, diputado de Amaiur, visita hoy la Zarzuela, 18 años después de sudar la camiseta de la selección española de balonmano junto al duque de Palma

MADRID Actualizado:

Cuando en 1993 Xabier Mikel Errekondo defendía junto a Iñaki Urdangarín los colores de España en el Mundial de Balonmano seguro que no se imaginaba muchas de las circunstancias que hoy concurren. No era previsible que Urdangarín, entonces solo estrella del balonmano, acabara casándose con una de las hijas del Rey. Tampoco que él, Errekondo, terminara llegando a diputado y siendo recibido en audiencia por el augusto suegro de su entonces compañero de vestuario.

Pero la vida da muchas vueltas. Por cambiar ha cambiado hasta el nombre del invitado de hoy en Zarzuela, que, en 1993, cuando defendía el pabellón rojo y gualda, se hacía llamar Recondo, y al que el paso de dos décadas han añadido consonantes tan sonoras como la k y la r. Ahora es Errekondo.

Errekondo no es nuevo en esto de la política. Ya fue alcalde de su pueblo, Usúrbil, en Guipúzcoa, entre 2007 y 2011, pero en la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca le impidió presentarse a la reelección. Ahora que la izquierda independentista vasca vuelve al Parlamento español bajo la etiqueta de Amaiur, Errekondo estrena el status de señoría y arranca en su condición de diputado con un acto de altura regia, entrevistarse nada menos que con Juan Carlos I. Veremos hasta dónde llega su carrera política.

Como jugador de balonmano Errekondo tuvo una dilatada y exitosa carrera. Militó en históricos de este deporte, como el Club Deportivo Bidasoa, el Teka de Santander o el Balonmano Ciudad Real, equipos en los que se consagró como un pívot rocoso, muy difícil de sobrepasar por su envergadura y firmeza. Fueron estas aptitudes las que llevaron al entonces seleccionador nacional, Valero Rivera, a llevárselo al Mundial de Suecia.

Según declaró Rivera a Ep, ni Errekondo, ni Urdangarín, ni ningún miembro de aquella selección hablaba de política en la concentración. Si lo hubieran hecho quizá hubiera salido a colación un asunto incómodo, que un hermano del diputado de Amaiur fue condenado a cuatro años de prisión por colaborar con el «Comando Donosti» de ETA.

Hoy, lejos ya los tiempos de sudar en las canchas junto a Urdangarín una camiseta de la que ahora reniega, el diputado Errekondo se las verá con el suegro de aquel compañero suyo de selección que hoy se encuentra en algún aprieto. Se las verá con Juan Carlos I, con el Rey de España. Palabras mayores.