José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE - EFE / Vídeo: Ábalos asegura que «hay una visión casposa de España en la que todos tenemos que ser toreros o cazadores»

Ábalos carga contra la «España casposa» en la que todos tienen que ser «toreros o cazadores»

El secretario de Organización del PSOE arremete contra la derecha por defender un «españolismo trasnochado y antiguo»

MadridActualizado:

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, tildó ayer de «casposa» la visión de España según la cual todos los españoles tienen que ser «toreros o cazadores». Fue su manera de reivindicar el proyecto socialista frente al modelo de país que propone la derecha.

Ábalos criticó así a quienes no vivieron la aprobación de la Constitución y ahora dan «clases de constitucionalismo». Frente a quienes quieren «atribuirse algo a lo que no tienen derecho», recalcó que la Constitución es una conquista de la socialdemocracia y pidió que «no venga ninguna derecha a decir que es constitucionalista, porque no lo es».

«España es un proyecto de vida en común, no viene determinado por ningún rasgo y por eso podemos construir la España que queramos, porque no hay ninguna España predeterminada ni fatalista, sino la España que sea resultado de la obra, el esfuerzo y la ilusión de todos», destacó.

Esta visión de España del PSOE no tiene por qué coincidir con la «casposa» de que todos los españoles tienen que ser «toreros o cazadores» y, tras recordar que su padre fue «matador de toros», reividició que «nadie tiene derecho a decir qué somos; la identidad es de todos y nadie la impone».

En medio de una polémica interna entre los barones por la política animalista del PSOE, Ábalos reclamó que no les den lecciones ni de libertad ni de constitucionalismo quienes quieren imponer ese «españolismo trasnochado y antiguo».

Para el también ministro de Fomento, el Ejecutivo de Sánchez está haciendo ya muchas cosas, pero aún le quedan muchas por hacer, y es consciente de que a la derecha se le hace «insoportable» su continuidad.

«Pero no nos vamos a ir, aunque solo sea por eso, no le vamos a dar ese gusto», afirmó, y pidió un «un poquito de paciencia», porque «si alguien cree en las elecciones y ha luchado por ellas» es el PSOE.