Ángel Acebes llega a la Audiencia Nacional con una hora de antelación - efe
Audiencia nacional

Acebes niega que exista una «caja B» en el PP

El ex secretario general del PP declara que no hubo orden de compra de acciones de Libertad Digital

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ex secretario general del PP Ángel Acebes, imputado por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el caso de los papeles de Bárcenas, ha negado cualquier responsabilidad en la supuesta compra de acciones del medio Libertad Digital con la llamada contabilidad b del PP. Según fuentes jurídicas presentes en la declaración, Acebes ha explicado que él no tenía «ninguna responsabilidad ni era conocedor» del área económica del partido. Sus responsabilidades como secretario general eran estrictamente políticas, ha recalcado.

En su declaración de una hora, el ex secretario general del partido, quien también ha afirmado que «es absolutamente incierto que haya una contabilidad b en el PP», ha reconocido que se reunió con Alberto Recarte, el entonces presidente del medio digital, por el que fue informado de la ampliación de capital que iba a llevar a cabo el grupo. No ha recordado si transmitió ese mensaje a nadie y ha negado que hubiese «una orden de compra» de participaciones para ayudar al grupo cuyo emblema es Federico Jiménez Losantos.

Acebes, que solo ha respondido a las preguntas de la Fiscalía y del juez, ha explicado que él no era superior jerárquico del entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, «en quien siempre ha confiado». Él estaba fuera de las áreas económicas, según explicaron las fuentes.

Esta declaración es consecuencia de la imputación de Acebes por un posible delito de apropiación indebida. El magistrado tomó esta decisión tras analizar un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sobre las operaciones presuntamente realizadas con la denominada «caja B» del PP en octubre de 2004 para comprar acciones del grupo de comunicación Libertad Digital.

Reunión en Génova

Según otras fuentes jurídicas también presentes en la sala, Acebes ha explicado que Lapuerta, como tesorero, dependía del comité ejecutivo del partido y que él, por tanto, no era «su superior jerárquico». Ha aludido, para justificar dicho argumento, a los estatutos de la formación política. La idea de que sus funciones se limitaban a los temas políticos ha sido repetida por el ex secretario general.

En el turno de los testigos citados por el juez Ruz por este caso, Alberto Recarte ha reconocido que se reunió con Acebes, así como con José María Aznar y Esperanza Aguirre, para pedirles que transmitieran entre «los militantes del partido» que colaborasen en la ampliación de capital para salvar al medio de comunicación, según otras fuentes jurídicas presentes en la declaración. Recarte ha expresado que no conocía ni a Lapuerta ni a Bárcenas.

En la reunión con Acebes, que se produjo en la sede de la formación política de la calle Génova, estuvo presente Federico Jiménez Losantos, el emblema del medio y su actual presidente. Según las fuentes jurídicas, Recarte ha dudado entre si tuvo una o dos reuniones con el ex secretario general. Según lo que ha declarado, el entonces presidente de Libertad Digital, también implicado en el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid, se reunió con ellos «porque eran responsables del PP» y podrían hacer llegar el mensaje a las bases del partido.

Delito de apropiación indebida

Según las declaraciones al juez Ruz de Luis Bárcenas, en prisión desde el pasado junio, Acebes pidió a Álvaro Lapuerta -entonces tesorero del PP- que encontrara empresarios que suscribieran acciones en el proceso de ampliación de capital de Libertad Digital. Este encargo se produjo después de que Recarte, uno de los consejeros de Caja Madrid implicados en el escándalo de las tarjetas B, se lo pidiera a Acebes.

Para poder llevar a cabo la operación, Lapuerta le sugirió a Acebes utilizar los fondos de la «caja B» del partido, para que luego las participaciones fueran traspasadas a terceros. Varias personas próximas a Bárcenas llevaron a cabo las compras de acciones por unos 446.300 euros sacados de la supuesta contabilidad B. Entre los suscriptores de estas acciones se encuentran el propio Lapuerta, Francisco Yáñez -presunto testaferro de Bárcenas- y Rosalía Iglesias -esposa del extesorero del PP encarcelado-. En los casos de Lapuerta e Iglesias no consta que el dinero volviese la «caja B» del partido.

Según Ruz, Acebes podría ser culpable de un delito de apropiación indebida en su modalidad de «comisión por omisión» por estas acciones, según la doctrina del Tribunal Supremo. Su responsabilidad se debería a que, como número dos de la formación política, él debía «vigilar» y ejercer una cierta autoridad sobre lo que hicieran sus subordinados, como el entonces tesorero Álvaro Lapuerta. El magistrado considera que el exsecretario general del PP, por tanto, podría tener responsabilidad en el «eventual conocimiento y autorización» de la operación, «pudiendo haber colaborado a que tales fondos terminaran siendo detraídos por sus iniciales destinatarios aprovechado estos la opacidad de los mismos».

Acebes, que también fue ministro del Interior, es el primer secretario general del PP que declara como imputado ante el juez Ruz por este caso. Otros, como Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, lo habían hecho como testigos. Enfrente de la sede de la Audiencia Nacional, en la otra acera de la calle Goya, un grupo de pequeños ahorradores afectados por las preferentes protestaron a lo largo de toda la mañana, bloqueados por la Policía. «Ladrones», gritaban.