La Inteligencia Artificial centró buena parte del Quinto Congreso Nacional de Directivos
La Inteligencia Artificial centró buena parte del Quinto Congreso Nacional de Directivos - ABC

El reto de humanizar la empresa digital

El debate sobre cómo integrar las capacidades humanas con la tecnología y la robotización fue uno de los grandes protagonistas del Quinto Congreso Nacional de Directivos de la APD

BarcelonaActualizado:

El impacto de la tecnología ya presente en los procesos productivos y el advenimiento y generalización futura de la Inteligencia Artificial fueron argumentos centrales del Quinto Congreso Nacional de Directivos, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), que se ha celebrado esta semana en Barcelona. Una revolución imparable, pero con desafíos sobre la mesa: que la robotización y la digitalización no deshumanicen las relaciones laborales en las empresas.

Y es que en los últimos 10 años las compañías se han transformado de forma drástica gracias a la incorporación de la tecnología, pero aún hay aspectos del uso de la tecnología que están por regularse y asimilarse. «Los avances que pensábamos que tardarían en llegar 10 años han aparecido en cinco o incluso en un año», explicó Pilar López, presidenta de Microsoft España, durante su intervención en el evento. «Estamos adaptándonos a cambios sin precedentes», comentó en este mismo sentido José Luis Perelli, presidente en España de EY. «Hace falta talento para unir las capacidades humanas con la tecnología», agregó Perelli, moderador de un panel dedicado a la Inteligencia Artificial (IA).

Para Pilar López, uno de los grandes interrogantes que deben hacerse los directivos es qué tecnología comprar y qué tecnología desarrollar internamente, así como quiénes deben ser sus aliados tecnológicos, a lo largo de la incorporación de nuevas herramientas. Debido a que no se trata de una tarea sencilla, López agregó «que los de rangos más altos deben empujar este tema y conectarlo con todos los empleados; pues, de nada sirve la tecnología, si no genera confianza entre los que la van a utilizar». «La IA debe ser una prioridad de todas las áreas», sentenció. Pero también aprovechó para señalar que la IA «debe ser capaz de superar los sesgos del mundo imperfecto en el que vivimos», con respecto a la equidad y la inclusión. «La IA debe hacer a las empresas más humanas y más inteligentes», sentenció.

La Inteligencia Artificial «debe ser capaz de superar los sesgos del mundo imperfecto en el que vivimos»

Para Raúl Arrabales, doctor en IA, cofundador de Serendeepia, empresa especializada en el tema, los retos van más a la base. «Estamos verdes, es un terreno muy inmaduro», explicó. Sin embargo, antes que pensar siquiera en cómo generar confianza en la IA, «habríamos de generar confianza entre los humanos». Los problemas de comunicación, esos que existen incluso antes de la llegada de la IA, serán también dilemas en la era tecnológica. Así también la calidad de los datos con los que se alimenten los sistemas. «Basura que entra, basura que sale», bromeó. «La cuestión no es si las máquinas serán más inteligentes que nosotros sino cómo coevolucionaremos con ellas», apuntó.

En todo caso, Pilar López insistió en que lo que no arroja ninguna duda es que «la correcta aplicación de la IA puede generar ventajas competitivas en el desarrollo de las empresas». Y advirtió que «no podemos perder este tren, tenemos la capacidad de liderarlo», apuntó.

Las implicaciones que tiene la tecnología en las empresas se discutieron durante el Quinto Congreso Nacional de Directivos que organiza APD. Durante dos días, especialistas, así como diversos directivos de algunas de las empresas más importantes del país, como Vodafone, Microsoft, HP, KPMG, Siemens, Bankia, Endesa, Adecco, Coca Cola, entre otras, discutieron cuáles son las implicaciones y los retos humanos que traen consigo los avances tecnológicos.