Pilar López, presidenta de Microsoft España
Pilar López, presidenta de Microsoft España - MICROSOFT

Pilar López (Microsoft): «La Administración va retrasada en adoptar inteligencia artificial»

La presidenta de la multinacional en España explica que ahora tratan de ser una compañía que busca aprenderlo todo en un mundo en el que la tecnología cada día es más importante

MadridActualizado:

Microsoft, presidida en España por Pilar López, presta servicios de inteligencia artificial (IA) a grandes empresas multinacionales. Uber, UBS, UPS... Son varias las sociedades que recurren a ella para adaptarse a los nuevos tiempos. La compañía americana es ya un referente en la materia hasta el punto de haber cambiado su filosofía de innovación. O al menos eso dicen los expertos y tratan de transmitir desde la empresa. Todos ellos aseguran que Microsoft al principio aspiraba a liderar el mercado por encima del resto sin importar los avances de la competencia y que, ahora, su objetivo es beneficiarse también de las innovaciones comunes.

¿Qué supone la inteligencia artificial para las empresas?

En 2020, el 85% de las compañías a nivel mundial utilizará inteligencia artificial en su día a día. Cada empresa, cada proceso, cada producto y la forma de trabajar de cada empleado serán redefinidos en los próximos años mediante el uso de la inteligencia artificial. Estamos ante una nueva revolución de la tecnología que va a transformar la forma en que vivimos, trabajamos, nos comunicamos y aprendemos como jamás haya ocurrido en la historia de la humanidad.

¿Cuál es la importancia de la inteligencia artificial para un gigante como Microsoft?

Queremos poner inteligencia en todo nuestro software y en nuestros servicios online para potenciar la capacidad humana. Queremos llevar la inteligencia artificial a todos los ámbitos, democratizando su uso desde un esquema de diseño ético que tenga en cuenta el impacto de estas tecnologías en las organizaciones y en las personas, garantizando cuestiones fundamentales como el derecho a la privacidad de los datos personales. Las empresas y las personas no van a utilizar tecnología en la que no confíen. Este diseño ético tiene que garantizar también equidad, seguridad, inclusión, transparencia y responsabilidad a la hora de desarrollar soluciones tecnológicas.

Pilar López, presidenta de Microsoft España
Pilar López, presidenta de Microsoft España - MICROSOFT

¿Están adaptadas las compañías a este avance?

Estamos viendo una creciente adopción de tecnologías de inteligencia artificial en las grandes y medianas compañías españolas, pero seguimos viendo a las empresas más pequeñas y a la Administración Pública más retrasadas en este proceso. Es muy importante el cambio de cultura y mentalidad en las compañías e instituciones y la implicación desde la alta dirección, porque se trata de una transformación que tiene que llegar a todos los niveles de la organización. Es el momento de transformarse para no perder el tren de la innovación en un entorno cada vez más exigente y competitivo. Las empresas que están apostando más decididamente por la inteligencia artificial se están convirtiendo en referentes y líderes en su sector.

¿La inteligencia artificial es solo para las grandes empresas?

En absoluto. Tiene beneficios para todos. Hace poco compartía el caso de una pequeña bodega de las Rías Baixas gallegas que ha implantado una solución de IA para analizar los datos que le llegan de los sensores que tiene en el viñedo y decidir el mejor momento para aplicar determinados tratamientos. Las pymes ahora tienen la oportunidad, gracias a la informática en la nube, de contar con las mismas herramientas tecnológicas que las grandes corporaciones, sin la necesidad de una fuerte inversión inicial en infraestructuras propias y pagando con total flexibilidad solo por el uso de aquellas tecnologías que necesitan en cada momento.

«La inteligencia artificial es una revolución que va a transformar la forma en que vivimos como jamás haya ocurrido en la historia»

¿Se está quedando atrás el capital humano?

Potenciar el talento de los empleados a través de la tecnología es la primera de las prioridades que vemos en nuestros clientes en sus procesos de transformación digital. Tenemos que preparar a nuestros empleados y dotarles de capacidades y formación de cara a un futuro que ya está aquí y, por otro lado, ser capaces de captar talento preparado para hacer frente a los requisitos de la era digital. Entre estos nuevos trabajos estarán muchos relacionados con las tecnologías de IA. Un entorno educativo que no tenga en cuenta esta realidad está condenado a perder relevancia e impacto. Hay una clara oportunidad para España de capitalizar iniciativas de vanguardia.

¿Cuál es el límite de la IA?

La IA puede ser aprovechada de forma universal y ayudar a resolver los grandes desafíos de la humanidad. Sin embargo, su adopción también presenta desafíos importantes. Al mismo tiempo que las tecnologías de IA se van haciendo más sofisticadas y empiezan a jugar un papel relevante en la vida de las personas, es indispensable acordar un marco de diseño ético, de forma que se puedan establecer criterios claros que guíen a las personas y organizaciones que desarrollan y aplican tecnologías de inteligencia artificial en todas las disciplinas y sectores. Una vez que se hayan establecido, podremos examinar las nuevas normas y políticas reguladoras que deberán evolucionar en consecuencia.

Pilar López, presidenta de Microsoft España
Pilar López, presidenta de Microsoft España - MICROSOFT

¿Es rentable apostar por la IA?

La IA es ya el presente de la tecnología. La pregunta no es si las empresas deben apostar por ella, sino cuáles son las áreas en las que debe aplicarse. En Microsoft somos muy optimistas sobre la aplicación de la inteligencia artificial para potenciar y amplificar (que no sustituir) la inteligencia humana.

Microsoft es uno de los gigantes tecnológicos a nivel mundial. ¿Cuál es su techo? En Santander se habló de que su empresa al principio quería ser referente sin importarle lo que hacía el resto y que ahora están todos pendientes de las innovaciones del otro, y las aprovechan. ¿Ha cambiado el modelo en la forma de innovar? Es decir, ¿ahora con tanta competencia avanzamos más rápidamente gracias a la competencia?

En Microsoft nos gusta mirar hacia el futuro, por lo que entendemos que hay que reinventarse continuamente. En los últimos años en Microsoft hemos llevado a cabo un ejercicio de transformación que pocas organizaciones han sido capaces de hacer y que ha requerido, y requiere, un esfuerzo importante de cambio cultural. Apostamos por una cultura de innovación basada en el aprendizaje continuo bajo el concepto de Growth Mindset. Nuestros clientes están en el centro de nuestra estrategia y esta «obsesión por el cliente» comienza por escucharlos, entender sus necesidades y proporcionarles soluciones innovadoras. Hemos pasado de ser una compañía que creía que lo sabía todo, a ser una organización absolutamente comprometida con el objetivo de aprenderlo todo. Hemos puesto en marcha un proyecto de transformación cultural, liderazgo digital y gestión de talento basado en el aprendizaje. El balance es muy positivo. Esta cultura de innovación es la que nos ha permitido avanzar más rápido y poner en el mercado tecnologías que, realmente, están transformando las organizaciones y potenciando a las personas, logrando ser una compañía de más de 100.000 millones de dólares de facturación, con 125.000 empleados, operaciones en 190 países, y una capitalización superior a los 800.000 millones de dólares.

¿Qué retos y objetivos se fija Microsoft en España?

En España hay enormes oportunidades con la inteligencia artificial y en general con toda la tecnología para potenciar la digitalización de nuestro entramado empresarial y llevar a España a mejorar su posición competitiva. Nuestro objetivo es convertirnos en el socio tecnológico idóneo para las compañías españolas, liderando procesos de transformación digital en todos los segmentos y sectores; desde las grandes empresas a las pymes, pasando por organizaciones públicas, gracias a soluciones como Microsoft Azure, Microsoft 365 y Dynamics.

¿Le estamos entregando el mundo a las empresas tecnológicas?

En Microsoft estamos convencido de que las personas no van a usar tecnología en la que no confíen. Por eso es fundamental que trabajemos para asegurar la privacidad de la información y de los datos de los usuarios de la tecnología; de hecho, pensamos que la privacidad debe ser contemplada como un derecho fundamental. Tanto es así que hemos adoptado la nueva regulación europea de privacidad (RGPD) como el estándar de Microsoft para proteger la privacidad de nuestros usuarios en todo el mundo, no sólo en Europa.