FOTOLIA

El gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa y Valencia capital, e-administraciones líderes en España

Ninguna administración pública, sin embargo, cumple con el 100% de los requerimientos que marcan las leyes 39 y 40/2015 que entrarán en vigor en octubre de 2020, según el estudio «La Administración Digital en España» elaborado por EY

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La relación entre los ciudadanos y las administraciones públicas va evolucionando, especialmente, en el terreno digital. Sin embargo, es importante que España defina una estrategia digital a nivel de país y otra para introducir la Inteligencia Digital. Estas son dos de las conclusiones del estudio «La Administración Digital en España», elaborado por la consultora EY, en el que se analiza el grado de madurez digital de las 17 comunidades autónomas, 52 diputaciones y cabildos, y los 21 ayuntamientos más importantes. Ninguna cumple el 100% de los 132 requerimientos (portal web, sede electrónica, notificaciones...) de las leyes 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común y 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público, actualmente bajo moratoria hasta octubre de 2020.

En este sentido, Manual Márquez que es socio de EY reponsable de consultoría de Sector Público cree que el reto está «en transformarse digitalmente al mismo ritmo que lo hacen empresas y ciudadanos», para lo que ha apostado por «evaluar» los planes ya fijados, los presupuestos destinados para ello, «y que se marquen objetivos ambiciosos». Por este motivo, ha apuntado también a la necesidad de tener una estrategia de Inteligencia Artificial y para ello, ha apostado por «un impulso con carácter general» liderado desde el Gobierno central para evitar agrandar la brecha digital.

Las comunidades autónomas, según EY, cumplen de media el 77% de los requisitos exigidos por la normativa. Sin embargo, existe una brecha entre los territorios punteros y aquellos que están un poco más atrás. Lideran a nivel autonómico País Vasco con el 94,7% de las exigencias completadas, seguida por Galicia - con un cumplimiento del 94,2%- Cataluña (93,5%), Asturias (90,2%) y Madrid (89,5%). En el otro extremo, Extremadura cuyo cumplimiento apenas alcanza el 47,9% aunque los autores del informe han destacado los esfuerzos en que se está embarcando la administración extremeña. Le siguen territorios como Aragón (51,2% de cumplimiento), Navarra (66,5%), La Rioja (67,4%) o Castilla- La Mancha (71,4%).

A nivel de diputaciones y cabildos se estima que ya se cumplen el 64% de los requerimientos básicos de media, pero tal y como sucede en las comunidades autónomas hay una cierta gradación: Desde la Diputación de Guipúzcoa cuyo funcionamiento digital ya cumple con el 96,5% de lo que exige la normativa que entrará en vigor el próximo año seguida por la Diputación de Sevilla, con el 84,7% de las exigencias de la normativa cumplidas. En el lado opuesto, destaca que administraciones como el Cabildo de la Gomera (Canarias) y las diputaciones de Guadalajara, Cuenca, Toledo y Soria se muevan entre un 0,9% y un 37,2% de las condiciones exigidas ya desarrolladas.

Los 21 principales ayuntamientos españoles ya cumplen de media el 64,5% de los requisitos exigidos para la administración digital, según las leyes 39 y 40/2015. En concreto, el líder en administración digital según este estudio es Valencia quien ya tiene el 87% de lo que exige la normativa incorporado. Le siguen los ayuntamientos de Hospitalet (82,8%), Madrid (81,4%), Málaga (81,4%) y barcelona (79,1%). En el otro extremo, ciudades como Mérida (0,5%), Elche (30,2%), Sevilla (30,7%) o Córdoba (45,1%), que son las menos avanzadas en cuanto a su funcionamiento digital.

75 euros de ahorro

Desde EY han recordado que la Comisión Europea estima el ahorro medio por trámite en 75 euros en una administración digital y, han añadido estas mismas fuentes, España en lo que respecto al acceso a los servicios digitales ronda el 68%, 10 puntos por encima de la media comunitaria.

Para Chus Escobar, socio responsable de Sector Público de esta consultora, las diferencias entre administraciones extraídas del estudio no responden a una cuestión de «color político» y cree que lo más importante es «tener un plan y voluntad política para llevarlo a cabo». En este sentido, ha apuntado que el actual proceso electoral es una oportunidad para que los partidos políticos pongan sobre la mesa propuestas para avanzar en la madurez digital de las administraciones públicas.