El presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, y el de la Comisión de Digitalización de la institución, Carlos López Blanco
El presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, y el de la Comisión de Digitalización de la institución, Carlos López Blanco - ABC

Solo dos de cada diez pymes españolas venden por internet

La Cámara de España lanza una guía con recomendaciones de herramientas y procesos para impulsar la digitalización de las empresas del país

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las pequeñas y medianas empresas españolas han iniciado ya el camino de la digitalización, pero no están aprovechando todo el potencial de mejora que tiene para sus negocios. Por ejemplo, solo el 19,61% de las compañías del país con más de diez empleados hacen ventas por comercio electrónico, según el informe «La digitalización como palanca de competitividad de la pyme» ( consultar en PDF) de la Comisión de Digitalización de la Cámara de España. Esto supone que, a pesar del auge del comercio electrónico, solo dos de cada diez pymes comercializan ya sus productos por internet.

En este indicador de uso del comercio digital por parte de las pymes influye notablemente el tamaño de las empresas. En el caso de las empresas más pequeñas, con menos de diez empleados, solo el 4,95% venden por internet, porcentaje que se eleva en las pymes con una plantilla de 10 a 49 trabajadores (17,22%) y en aquellas con entre 50 y 249 profesionales (29,22%), y el 40,48% de las que disponen de más de 250 empleados, o cuatro de cada diez, venden por internet.

«Las pymes deben entender que la digitalización no es una opción, sino una condición esencial para asegurar su supervivencia», ha dicho este lunes el presidente de la Cámara, José Luis Bonet, al presentar la estrategia «España Empresa Digital» con la que la Cámara, con el apoyo de grandes empresas como Telefónica, Indra, Iberdrola, Orange, El Corte Inglés, AENA, BBVA y La Liga, pretende impulsar esa transformación digital de las pymes, que suponen el 99,8% del tejido productivo, el 66% del empleo del país y generan el 62% del PIB nacional. En ese contexto, la institución ha presentado tanto este estudio como una guía con pasos, recursos y herramientas para ayudar a las empresas en esa tarea que, según Bonet, es tan importante para las empresas del país «como lo ha sido y seguirá siendo la internacionalización».

Bajo uso de la nube y el «big data»

Las pymes españolas, según recuerda el estudio, poseen ya las infraestructuras necesarias para la digitalización y los recursos humanos adecuados para su uso, aún presentan debilidades en los niveles más avanzados de digitalización, como el uso del «cloud computing». Así, por ejemplo, en torno al 99% de las pymes poseen ordenadores en sus instalaciones y acceso a internet, incluidas las más pequeñas, y también un porcentaje superior al 75% tiene su propia página web y usan herramientas básicas como el correo eletrónico. Sin embargo, el porcentaje de uso de las tecnología de la información y la comunicación baja en servicios como los programas informáticos de oficina, financieros y contables y de tratamiento de la información de los clientes.

Los dos servicios menos usados son, por un lado, la computación en la nube, servicio que solo contrata el 23,2% de las empresas. Por otro, el nivel de uso del tratamiento masivo de datos («big data») es igualmente muy reducido en empresas de cualquier tamaño, alcanzando el mayor porcentaje de uso, el 31%, en las empresas de más de 250 trabajadores. «La digitalización no es un riesgo para las pymes, sino una gran oportunidad para crecer e internacionalizarse», ha dicho por su parte el presidente de la Comisión de Digitalización de la Cámara, Carlos López Blanco.

Objetivos: mejorar ventas y elevar la eficiencia

La «Guía básica para la transformación digital de la pyme» ( descargar en PDF) elaborada por la Cámara de España como ayudas para los empresarios incluye tres objetivos clave para todas las empresas. El primero, mejorar las ventas y la relación con los clientes, para lo que recomienda por ejemplo establecer nuevos canales de contacto como una web propia y usar los chat y redes sociales; mejorar el posicionamiento de la web de la pyme en los buscadores, y tratar los datos de los clientes para conocerlos mejor.

La institución aconseja también usar la digitalización para mejorar la productividad, haciendo la empresas más eficiente y flexible, y para ello propone apoyarse en la banda ancha para fomentar el teletrabajo, usar aplicaciones informáticas y de gestión económica online, de almacenamiento en la nube y dispositivos móviles inteligentes, e impulsar la comunicación por voz, correo electrónico, chat y videoconferencias. En tercer lugar, la guía insta a conseguir más ahorro y control de las infraestructuras de la pyme incorporando plataformas basadas en el internet de las cosas y plataformas de computación en la nube con conectividad de banda ancha fija y móvil.