El cliente debe informarse y comprobar las condiciones antes de comprar en Black Friday - VALERIO MERINO

Black Friday 2018: las estafas más comunes en las ofertas y los consejos para evitarlas

Un 39% de los consumidores admiten sentir mucha preocupación al facilitar el número de su tarjeta bancaria, según el CIS

Las mejores ofertas del Black Friday 2018 en directo

Actualizado:

Las rebajas del «Black Friday» 2018 (Viernes Negro) están a la vuelta de la esquina. El próximo 23 de noviembre se celebrará la jornada central de este evento de descuentos -aunque algunos comercios han lanzado ofertas durante toda la semana- y el lunes 26 tendrá lugar el «Cyber Monday» con rebajas en productos tecnológicos. Desde la Agencia de Protección de Datos (AEPD) recuerdan que uno de cada cuatro hogares españoles compró a través de internet en 2017, pero al mismo tiempo, un 39% admite sentir mucha preocupación al facilitar el número de su tarjeta bancaria, según el CIS. «Desde la Agencia queremos promover acciones que favorezcan la confianza de los ciudadanos y que posibiliten, al mismo tiempo, el desarrollo de la economía digital, ya que un ciudadano bien informado es clave para el crecimiento de los negocios online, donde la confianza es una base fundamental», afirmó la directora de la AEPD, Mar España, durante la presentación de una serie de recomendaciones para la compra segura en internet.

Por su parte, desde Legálitas recuerdan que el año pasado recibieron numerosas consultas de clientes con problemas con sus compras prenavideñas y por ello la principal recomendación de los abogados de este despacho es tener prudencia.

A continuación, recopilamos los consejos de los expertos de la AEPD y los abogados de Legálitas para evitar timos y malas experiencias durante las rebajas prenavideñas:

1. Utilizar páginas web de confianza. Para detectar que un portal es de confianza hay que comprobar que dispone de un protocolo httpps y que la conexión sea directa, es decir, que no se llegue a ella a través de enlaces de otras páginas. Hay que tener en cuante con las páginas que solo quieren quedarse con nuestros datos bancarios y acceder a nuestras tarjetas decrédito. Asimismo, desde Legálitas recuerdan que nunca es necesario introducir el PIN de la tarjeta y que si nos lo piden, está claro que es un fraude.

Todas las páginas de comercio electrónico deben tener además una dirección física a la que reclamar además de la denominación social y el NIF del comercio. El cliente debe saber además quién es el contacto del servicio de atención o cliente o postventa.

2. Contraseñas. Los expertos de la AEPD destacan la importancia de utilizar contraseñas con números, letras y caracteres especiales, así como de evitar datos que se puedan adivinar como cumpleaños o aniversarios. También es importante no compartir contraseñas y usar una diferente en cada operación.

También es importante no responder a correso que soliciten datos personales, por ejemplo, bancarios. Tampoco se debe pinchar en enlaces o descargar ficheros adjuntos sin antes comprobar su procedencia.

3. Seguridad en los dispositivos y al navegar. Es fundamental establecer una contraseña de acceso al dispositivo y un bloqueo de tiempo. También se debe utilizar la autenticación con huella o el reconocimiento facial. No se debe comprar cuando se esté conectado a una wifi pública y se debe cerrar siempre la sesión al terminar de comprar.

4. Cuidado con las tarjetas. Desde la AEPD aconsejan utilizar una tarjeta de uso exclusivo para compras online, como pueden ser las de recarga y a la vez autónomas de las cuentas bancarias. También se debe recurrir al sistema de confirmación de compra a través del código que la web remita al móvil. En el caso de que se realicen gastos fraudulentos con tu tarjeta, se debe interponer una denuncia policial y reclamar la devolución de los cargos. Para detectar un timo, conviene revisar periódicamente los movimientos de las cuentas.

5. Descuentos que no son reales. Entre las consultas a los abogados de Legálitas se encontraron quejas por descuentos falsos y publicidad engañosa. Hay que saber que la publicidad es vinculante, es decir, si una empresa comunica al cliente que un descuento se va a aplicar, está obligado a hacerlo. Por ello, es importante guardar los folletos, correos electrónicos y anuncios, ya que si las condiciones no se cumplen, será un seguro para poder reclamar.

También conviene realizar un seguimiento de los precios, ya que hay tiendas que los suben para bajarlos después. La ley obliga a los establecimientos a mostrar el precio rebajado junto al precio anterior, tanto en las etiquetas del producto como en las de los escaparates

6. Condiciones de compra. El cliente debe informarse y comprobar las condiciones antes de realizar la adquisición, los plazos de la devolución y cuánto nos cobrarán de gastos de envío. Desde Legálitas remarcan que si la web se encuentra fuera de España, la reclamación será más complicada y lenta, pero que también se deben respetar las condiciones del momento de la venta.

7. Niños. Los comercios no pueden tratar los datos de los menores de 14 años sin el consentimiento de los padres o tutores. En relación a los juguetes conectados para niños, la AEPD también aconseja que los progenitores investiguen qué datos recoge el juguete y cuál es su destino final, así como la forma en que se protegen esos datos, dónde se almacenan y si se van a enviar a terceros.

8. Reclamar. Los derechos de los consumidores son los mismos tanto en una tienda física como en una online y se puede recurrir al derecho de desistimiento (devolución dentro de un plazo de un bien), así como reclamar la garantía de los productos, por los productos defectuosos o por los retrasos en la entrega, etc.