EFE/ VÍDEO: ATLAS

Final Copa LibertadoresArgentina inicia su desembarco en Madrid

Los hinchas de Boca celebrarían su triunfo en Cibeles, mientras que los de River prefieren la Puerta del Sol

Actualizado:

Miles de argentinos ya cuentan los minutos para que dé comienzo uno de los momentos más importantes de sus vidas. Es un choque sin precedentes en nuestro país. Dos de los equipos que hacen que el deporte cobre sentido se jugarán en uno de los estadios más importantes del mundo el cetro del fútbol sudamericano. Son más de 10.000 kilómetros de distancia, pero buena parte de Buenos Aires ya se hace notar en Madrid.

El River Plate aterriza hoy en la capital española y un fuerte nexo une al conjunto sudamericano con un club de la ciudad. Y es que uno de los mejores jugadores de todos los tiempos militó en ambas escuadras. River vio nacer a Alfredo di Stéfano, y en el Real Madrid se hizo su hueco en la historia. Este hermanamiento llevaba a pensar que los seguidores «millonarios» festejarían, en caso de triunfo en la final, el título en la plaza de Cibeles. A pesar de ello, la Policía prevé que sean los aficionados «xeneizes» quienes se desplacen a la fuente donde los madridistas celebran sus victorias, mientras que la hinchada rojiblanca se desplazará a la Puerta del Sol, pues es allí donde se están reuniendo en estos días previos al duelo.

Al otro lado de la cancha, los jugadores de Boca Juniors fueron despedidos de Buenos Aires por sus seguidores cuales soldados parten a la guerra. Bengalas y enormes banderas con los colores azul y amarillo inundaron las calles de la urbe argentina para deleitar a sus futbolistas con sus últimos cánticos de apoyo. Una bella estampa que recorrió el planeta, aunque quedó un tanto oscurecida por la presencia de Rafael Di Zeo y Mauro Martín, los líderes de las «barras bravas» del club bonaerense, que encabezaron la expedición hacia el aeropuerto y que también partirán a España. Una aparición que recuerda que no todo ha sido fútbol en torno a este «superclásico».

Boca Juniors aterriza en Madrid bajo fuertes medidas de seguridad - ATLAS

La tensión entre ambos conjuntos ha marcado, por desgracia, la agenda de lo que tendría que ser una fiesta deportiva por la envergadura de lo que se decidirá en el coliseo blanco. « ¿Está Madrid preparada para acoger esta final?», es la pregunta que se hace durante estos días medio mundo y concretamente Jaime Fortuño, especialista en marketing de empresas deportivas. «Es un partido de alto riesgo y no todo lo que reluce es oro. Es un partido que viene acompañado de un histórico de violencia», analiza el experto. Madrid, acostumbrada a albergar los mejores partidos del mundo, está curtida en mil batallas en cuanto a grandes eventos se refiere, y la final de la Copa Libertadores no es una excepción. Buena nota se ha tomado de lo sucedido en Argentina cuando se celebró la vuelta en el estadio Monumental y que terminó suspendida.

Operación CABA

CABA, acrónimo de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es el nombre con el que la Policía Nacional ha bautizado al dispositivo de seguridad que se llevará a cabo para garantizar el orden antes, durante y después del encuentro entre River y Boca. 1.400 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) serán desplegados para velar por la seguridad de los asistentes al choque. Además, uno de los principales objetivos de esta operación es evitar el ecuentro entre los aficionados adversarios. Para ello, la «fan zone» de River se establecerá en la plaza de Cuzco, mientras que la de su rival se instalará en Nuevos Ministerios. En ambos lugares se recogerán las entradas. Además, el acceso al campo quedará restringido a los aficionados portadores de entradas ubicadas en la zona asignada al equipo contrario. Toda precaución es bien recibida para controlar a los 10.000 hinchas que se espera que lleguen a la capital. A pesar de todo, varias peñas de River y Boca se congregan estos días para dar muestra de que no todo lo que rodea al gran derbi argentino es violencia.

Buena parte de la atención estará en las gradas, y no solo por los aficionados, pues el superclásico contará con la presencia de Leo Messi, que ha confirmado su asistencia al palco del Bernabéu. Pasión, garra y amor por el fútbol. El River-Boca se juega en Madrid.