Jordi Alba y sergio Ramos durante el último clásico
Jordi Alba y sergio Ramos durante el último clásico - REUTERS
Fútbol

El Barça cojea por la izquierda

La ausencia hoy de Jordi Alba por sanción evidencia la mala planificiación culé

BarcelonaActualizado:

Visita el Barcelona San Mamés con una ausencia de peso. Más allá de las dudas sobre el estado físico de Leo Messi, que entró en la lista y viajará a Bilbao, Ernesto Valverde deberá buscar una alternativa a la baja de Jordi Alba, sancionado por acumulación de tarjetas amarillas. Lo que debería ser un simple contratiempo adquiere una dimensión superlativa ante la falta de opciones naturales para suplir al lateral izquierdo. Un vacío en el carril zurdo que pone de manifiesto una deficiente planificación. La multimillonaria inversión de las últimas temporadas únicamente ha alimentado el potencial del banquillo, dejando desnutridas posiciones elementales como la de pivote o la de la zona defensiva en banda izquierda.

Desde la zona noble del Camp Nou se prefirió apostar por fichar piezas ofensivas o de mediocampo (Dembélé, Coutinho, Arthur, Arturo Vidal, Malcom, Boateng, De Jong...) e incluso centrales con los que apuntalar la defensa (Umtiti, Yerry Mina, Lenglet, Murillo...), pero se han descuidado los carriles, sobe todo el zurdo. La Masía se presentaba como la solución pero la realidad ha evidenciado las carencias de una cantera cada vez menos fértil. Valverde descartó este pasado verano a Cucurella, que se ha asentado en el Eibar, para apostar por Juan Miranda. El andaluz quedo señalado en la derrota en el partido copero ante el Levante cuando el técnico le sustituyó en el descanso.

Esta tarde deberá buscar un recambio a Alba sin especialistas en la plantilla. Tres futbolistas han ocupado la demarcación en probaturas anteriores: Nelson Semedo, Sergi Roberto y Thomas Vermaelen. El portugués, tras su gran partido ante el Real Madrid, parece destinado a repetir en el flanco derecho. Cambiarle de posición sería desvestir a un santo para vestir a otro. La polivalencia de Roberto no esconde su limitación en una posición que no es la suya y Vermaelen no deja de ser un parche puntual.

A esta situación de búsqueda del sustituto ideal de Alba se suma la tesitura en la que se encuentra el propio futbolista, inquieto por la actitud de dejadez del club. El catalán acaba contrato en 2020 y aunque se ha producido alguna reunión para abordar su futuro, aún no hay acuerdo. Su sinergia y entendimiento con Messi le convierten, en estos momentos, en imprescindible. Además, se encuentra en uno de los mejores estados de forma de su carrera, lo que le ha supuesto su regreso a la selección española.

El estado de Messi

San Mamés también espera con incertidumbre la presencia de Messi, renqueante tras el golpe sufrido la semana pasada ante el Valencia. «El otro día, ante el Madrid, no queríamos arriesgar y ahora estamos en una situación parecida. Ya veremos qué decidimos en función de cómo se encuentra. Está bien, pero a ver qué me dice. Está bien, pero ya veremos si está al cien por cien o no», reconoció Valverde.