Frenkie De Jong, en un partido de Champions con el Ajax
Frenkie De Jong, en un partido de Champions con el Ajax - AFP

Fútbol | La LigaEl Barcelona construye el centro del campo del futuro

El fichaje de jóvenes futbolistas y la aparición de talentosos canteranos hace soñar a la afición con recuperar el mejor estilo de antaño

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La llegada de Pep Guardiola al banquillo del Barcelona inició la etapa más dorada del club azulgrana. El técnico catalán consiguió imponer su estilo desde el principio y no le tembló el pulso para deshacerse de figuras como Deco o Ronaldinho, estandartes de la etapa anterior. Apostó, a su vez, por numerosos canteranos. El resultado fue un equipo admirado por su juego y un centro del campo que se consagró, primero en el Barcelona y luego la selección: Busquets, Xavi e Iniesta.

El tiempo no se ha detenido y a la marcha de Xavi a Qatar se sumó años después la de Iniesta a Japón. El Barcelona, aunque con un estilo similar, dejó de tener un centro del campo tan reconocible mundialmente. Pero esto puede empezar a cambiar la próxima temporada. O al menos esa es la intención de la dirección deportiva.

El pasado verano comenzó una renovación que el equipo, concretamente su centro del campo, pedía a gritos. Se necesitaba savia nueva. El fichaje de Arthur, de 22 años, fue el primer paso. El futbolista brasileño no ha tardado en acoplarse con sus compañeros y hoy es una de las grandes bazas de Ernesto Valverde en la creación de juego. En su fútbol se adivinan detalles que antaño eran propiedad de Xavi o Iniesta.

Por otra parte, la prolífica cantera azulgrana ha vuelto a regalar al primer equipo dos jugadores con «ADN Barça». Aleñá, de 21 años, ha participado esta temporada en diez ocasiones con el primer equipo, dejando buenas sensaciones entre los aficionados. Riqui Puig, de 19, es otro de los que vienen empujando fuerte. En su estreno en Copa del Rey ante la Cultural Leonesa dejó más de un detalle de la calidad que atesora. Valverde no es ajeno a lo que tiene en el filial y poco a poco va dando protagonismo a estos jugadores.

Y de los canteranos que llegan a uno consagrado. Sergio Busquets es desde hace tiempo uno de los faros del equipo. Su capacidad para robar, su temple y su calidad en el pase están hechos a medida para el estilo del Barcelona. Desde que Guardiola le dio el testigo en 2009, Busquets no lo ha soltado. Sin embargo, sus treinta años le obligan a dosificarse y el club se ha movido en busca de un recambio. El fichaje de Arturo Vidal el año pasado puede preceder al de Adrien Rabiot, quien podría llegar el próximo verano. Los 23 años del jugador francés y su experiencia en la élite son una garantía.

Por último, más de noventa millones han sido los responsables de traer a Frenkie De Jong al Barcelona. Vestirá la camiseta azulgrana a partir de la próxima temporada. En el Ajax, donde milita actualmente, ha demostrado de lo que es capaz: de un perfil similar al de Busquets, el joven futbolista holandés puede desempeñarse en el centro de la defensa, en el pivote defensivo o en el doble pivote. Es diestro y tiene una gran capacidad para sacar el balón jugado, así como romper la presión rival con movimientos inteligentes. Muchas de sus habilidades recuerdan a las de Xavi.

De media, 22 años

De Jong, Arthur, Rabiot, Aleñá y Riqui Puig no superan los 24 años de edad y pueden ser la apuesta de futuro del Barcelona para volver a construir un centro del campo con el que recuperar la mejor versión de juego. Falta por ver si el club mantiene a los jugadores que actualmente están en la plantilla. La continuidad de Busquets está asegurada, no así la de Rakitic, Arturo Vidal o Coutinho, quienes por edad o rendimiento podrían cambiar de aires la temporada que viene. Lo que parece claro es que, mirando el pasado que tantos éxitos dio al club, se buscará en el futuro una fórmula similar.