Atlético

El Atlético se harta: cita a Griezmann a entrenar y acusa al Barça de «falta de respeto»

El club rojiblanco rechaza un traspaso a plazos por el jugador y reitera que es consciente de que el francés llegó a un acuerdo con el club catalán en marzo

Actualizado:

El Atlético de Madrid ha emitido un durísimo comunicado contra el FC Barcelona y Antoine Griezmann en respuesta a las palabras de este viernes de Josep María Bartomeu, en las que el presidente aseguraba que no fue hasta ayer cuando se produjo la primera reunión entre el Barça y el Atlético para negociar por el jugador francés.

El Atlético reconoce dicha reunión, siempre a petición del club azulgrana, pero va más allá. Griezmann les comunicó su marcha el 14 de mayo, y en los días posteriores fueron conocedores de que el francés tenía un acuerdo cerrado con el Barça desde marzo, en concreto desde los días posteriores al partido de vuelta de la eliminatoria de Champions contra la Juventus. Además, informa de que ambas partes habían estado negociando las condiciones del acuerdo desde mediados de febrero.

[Comunicado íntegro del Atlético]

Sobre la reunión, explica: «El Barcelona manifestó su intención de, una vez haber sido modificada la cláusula de rescisión del contrato de Antoine Griezmann y haber pasado de 200 a 120 millones de euros, pedir un aplazamiento del pago del referido importe de la cláusula vigente a partir del 1 de julio. Evidentemente la respuesta del Atlético de Madrid fue negativa, entendiendo tanto que el Fútbol Club Barcelona como el jugador han faltado al respeto al Atlético de Madrid y a todos sus aficionados».

Así las cosas, el Atlético «ha requerido al jugador, a su hermana como agente del futbolista y a su abogado, que Antoine Griezmann, en cumplimiento de sus obligaciones contractuales con nuestro club, comparezca el próximo domingo en las instalaciones de la entidad con el fin de empezar la pretemporada con el resto de sus compañeros».

El club madrileño concluye el comunicado expresando su «más enérgica repulsa por el comportamiento de ambos, en especial del Fútbol Club Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual con el Atlético de Madrid en un momento de la temporada donde el club se estaba jugando, no sólo la eliminatoria de Champions ante la Juventus, sino el título de Liga contra el propio Fútbol Club Barcelona, algo que consideramos vulnera los periodos protegidos de negociación con jugadores».