Tenistas, ciclistas y pilotos... futboleros
Rafa Nadal con Iker Casillas durante un acto de apoyo a Cruz Roja en el estadio Santiago Bernabéu - REUTERS
EL Clásico

Tenistas, ciclistas y pilotos... futboleros

Estrellas como Nadal, Alonso, Lorenzo y Contador también «juegan» en los Madrid-Barça. Vean a favor de quién

MIGUEL ÁNGEL BARROSO
MADRID Actualizado:

Rafa Nadal tiene trabajo estos días: conservar su cosecha de puntos de hace un año en los torneos de tierra para que su gran amenaza, Novak Djokovic, no le arrebate el número uno. Caso de cruzar sus raquetas en la temporada de arcilla tendrán la oportunidad de hablar de una de sus pasiones comunes al margen del tenis: el fútbol, y más concretamente el Real Madrid. El mallorquín acaba de ser nombrado socio de honor del club blanco. El serbio no pierde ocasión, cada vez que participa en el Masters 1.000 de Madrid, de comparecer en ruedas de prensa o salir a la cancha con la camiseta de, por ejemplo, Raúl, su gran ídolo. Entre los torneos de Indian Wells y de Miami ambos sacaron tiempo para disputar un partido de exhibición en Colombia y visitar a los niños de la escuela que el Real Madrid tiene en Bogotá. Estos tenistas —como Fernando Verdasco, Juan Carlos Ferrero o Virginia Ruano en la orilla blanca, y Tommy Robredo, Carlos Moyá y Àlex Corretja en la azulgrana— también «juegan» en los clásicos de estos días. Como tantos otros futboleros de otras canchas.

«Aunque nací y vivo en Cataluña, llevo bien ser merengue confeso. No se meten mucho conmigo», reconoce el gimnasta y doble campeón olímpico Gervasio Deferr. «¡Si hasta soy comentarista de fútbol en una emisora de radio! Solo los partidos del Real Madrid de Liga y Copa del Rey. La Champions la veo en casa con mi hermano mayor, Juan Pablo, que también es madridista. El pequeño, Mauricio, es culé». Otros héroes olímpicos, como el tirador de esgrima José Luis Abajo «Pirri» o el piragüista David Cal, aman los mismos colores.

«A pesar de madridista tengo que decir que Rosell me parecía un presi correcto. Pero ha metido los dos pies en un charco». El tweetes de Óscar Pereiro, ciclista retirado —ganador de un Tour de Francia— y futbolista en activo —en diciembre de 2010 debutó en el filial del Coruxo, club situado en la parroquia viguesa del mismo nombre-. Lo publicó después de que el presidente del Barça apostara por un 5-0 en la final de Copa. «Me gusta más el fútbol que el ciclismo», confiesa el ex corredor gallego. «Y sí, soy madridista hasta la médula. He tenido la suerte de poder llegar con la Vuelta a España al Bernabéu, y fue uno de los momentos más felices de mi vida». Alberto Contador también es fan del Real Madrid, pero en el ciclismo encontramos más apoyos para el rival: Joaquim «Purito» Rodríguez, Lale Cubino, Roberto Heras, Óscar Sevilla... y Federico Martín Bahamontes. Cuando España ganó el Mundial, el «águila de Toledo» se descolgó con las siguientes declaraciones: «Los internacionales del Barça han sido la clave del triunfo. Cuando se juega un fútbol con las ideas claras, todo es más fácil». Jorge Lorenzo, campeón del mundo de Moto GP, también es culé. En el Gran Premio de Cataluña suele «tunear» su montura con motivos azulgranas.

Dicen las malas lenguas que cuando el madridista Fernando Alonso tendió la mano a Manuel Muñoz, ingeniero de neumáticos de Pirelli, exclamó: «¡No me jodas!». El técnico del suministrador único de gomas para la Fórmula 1 llevaba una muñequera del Barcelona. Lo cual no impidió que ambos colaboraran amistosamente para que los Pirelli se ajustaran al Ferrari.