El pico de lla lluvia de estrellas de as Perseidas se producirá del 12 al 13 de agosto
El pico de lla lluvia de estrellas de as Perseidas se producirá del 12 al 13 de agosto - Fotolia
Perseidas 2019

Lluvia de estrellas: Los mejores días para ver las Perseidas 2019

La popular lluvia de estrellas de agosto, las Perseidas, se podrá disfrutar en su máximo esplendor entre el 11 y el 13 de agosto

MadridActualizado:

Cada agosto los aficionados a las estrellas tienen una cita ineludible: la lluvia de estrellas de las Perseidas. Aunque tienen lugar desde mediados de julio hasta bien pasado agosto, su pico máximo, en el que se podrán ver 100 meteoros a la hora, se producirá entre el 12 y el 13 de agosto.

Sin embargo, el cielo no se encontrará en su momento más «amable» para ser obrservado: el momento álgido de las también llamadas Lágrimas de San Lorenzo está cerca de una luna llena (que se producirá el 15 de agosto), por lo que la luminosidad de nuestro satélite en el firmamento pueden deslucir en algo el espectáculo. Sin embargo, las Perseidas suelen ser una de las lluvias de estrellas más espectaculares del año, por lo que tampoco serán completamente invisibles.

Para ver la lluvia de estrella de las Perseidas, producido por la estela que deja el cometa Swift-Tuttle y el paso de la Tierra por su trayectoria, solo hay que huir de la contaminación lumínica de los núcleos de población (sobre todo en las ciudades grandes) y buscar, a ser posible, un lugar despejado de edificios, montañas o árboles donde haya una buena visión de todo el cielo.

Los astrónomos recomiendan no usar ningún instrumento, ni telescopios ni prismáticos, ya que las estrellas fugaces pueden aparecer en cualquier punto del cielo y son muy efímeras. Tampoco hay que mirar en ninguna dirección concreta. Sí que se recomienda salir abrigado al campo, coger comida, bebida y una manta para poder tenderse y mirar el cielo durante horas, ya que las estelas aparecerán solo de vez en cuando. Siempre será necesario permanecer media hora en la oscuridad para que nuestra visión se adapte para ver la lluvia de estrellas de las Perseidas: eso sí, en todo ese tiempo conviene que no recibamos ninguna luz (de coches o móviles), si no queremos reiniciar la cuenta.