Un niño de hace 6.000 años con el cráneo alargado encontrado en China
Un niño de hace 6.000 años con el cráneo alargado encontrado en China - Q. Wang

Los hombres con cráneos de alien de hace 12.000 años

Hallan en tumbas chinas calaveras deformadas intencionalmente, uno de los ejemplos más antiguos de esta extraña práctica

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Investigadores han descubierto en el yacimiento de Houtaomuga, en China, los esqueletos de once individuos de hace entre 12.000 y 5.000 años cuyos cráneos, extrañamente deformados, recuerdan a los de los aliens de la ciencia ficción. Las cabezas, modificadas artificialmente, tienen los huesos de la parte frontal y posterior aplastados, lo que les da una forma elongada. Según los autores del estudio, publicado en la revista «Journal of Physical Anthropology», se trata de uno de los primeros ejemplos de este tipo de extrañas prácticas cuyo objetivo final aún no está claro, aunque es muy posible que fuera un signo de estatus.

Existen varios grupos humanos por todo el planeta que, a lo largo de la Historia, han practicado la deformación craneal. Desde los antiguos mayas, los paracas peruanos a las tribus Chinook y Choctaw de EE.UU. En el viejo continente, los Hunos y los Alanos llevaron la costumbre a los pueblos germánicos. En algunos casos una cabeza elongada representaba la pertenencia a un grupo o demostraba estatus social. También podía ser una forma un tanto extrema de entender la belleza.

Una tabla atada a la cuna

Estas modificaciones deben practicarse por fuerza en una etapa temprana de la vida, cuando los huesos craneales son blandos. Después, es imposible. Por ejemplo, algunos pueblos envolvían fuertemente la cabeza del bebé con una tela o la comprimían con la mano. Los nativos americanos aplastaban la cabeza del infante con una tabla atada a la cuna, una práctica que hoy en día nos parece inconcebible.

Los cráneos más tempranos en los que se aprecia esta deformidad artificial se remontan a hace unos 13.000 o 10.000 años en Asia occidental y sureste de Australia, por lo que los desenterrados ahora en China, se encontrarían entre los más antiguos. El hallazgo en los años 80 de dos calaveras neandertales modificadas de unos 45.000 años de antigüedad ha sido descartado.

Un niño de 3 años

Los investigadores realizaron tomografías computarizadas (TC) a los cráneos chinos para conocer su estructura y obtener un modelo 3D. De los cinco cráneos adultos modificados, cuatro pertenecen a hombres y uno a una mujer. Las edades estimadas al momento de la muerte oscilan entre los 3 y 40 años. Se observaron tres tipos de patrones de modificación, la mayoría de ellos del tipo de modificación fronto-occipital. Según informa ScienceNews, la remodelación del cráneo pudo ser utilizada para mostrar la pertenencia a la parte alta de la escala social. Por ejemplo, el pequeño de 3 años fue enterrado con grandes cantidades de cerámica y otros artefactos, lo que sugiere que provenía de una familia rica. Otros sujetos muestran señales similares de riqueza.

Los autores afirman que incluso el individuo más antiguo del yacimiento, enterrado hace 12.000 años, tenía la cabeza modificada de forma intencional, no natural, por lo que la práctica de deformar cráneos pudo haber sido una tradición arraigada que continuara durante milenios.