España

España

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo

Ciudadanos y sus dirigentes, a guantazo limpio, son secuelas lamentables que se repiten en el planeta de vez en cuando. La última espontánea enharinó ayer al candidato socialista al Elíseo, pero su rival, Sarkozy, lo sufrió hace poco también en sus carnes

Día 02/02/2012 - 16.15h
afp
imagen anteriorimagen siguiente

Compartir

Ciudadanos y sus dirigentes, a guantazo limpio, son secuelas que, lamentablemente, se repiten en todos los países de vez en cuando. Hace ahora un año se hablaba en España de la magna agresión que sufrió el consejero de Cultura de Murcia, que apareció con el rostro completamente magullado. Aunque sin los efectos perniciosos de una agresión física, la última de estas apariciones de un «espontáneo cabreado» con sus políticos se produjo ayer jueves en Francia, donde una mujer enharinó al candidato socialista a la Presidencia de Francia, François Hollande, que si no fuera por estos lances parte «a priori» como favorito en la carrera al Elíseo. Hollande estaba hablando sobre un «verdadero cambio de orientación» en materia de vivienda. Y lo que cambió fue él, de repente, embadurnado en la viscosa sustancia blanca.

ap
Agresión a Sarkozy el pasado junio

En este año transcurrido, tampoco su máximo rival, Nicolás Sarkozy, se ha librado de una fulgurante entrada en las cámaras de televisión por algo mucho más nocivo que un mitin político. En junio pasado, el presidente francés sufrió la ira de un hombre que en la localidad de Brax, en el sur de Francia, lo abordó, lo agarró y le dio un fuerte tirón. Sarkozy estuvo a punto de desplomarse al suelo por la virulencia de la agresión. Conservó el equilibrio a duras penas. Pronto el vídeo de este episodio violento se convirtió en un «éxito» de visitas en la Red, pero al mandatario galo no le hizo tanta gracia el forcejeo.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
epa
Berlusconi, brutal agresión con un arma atípica

Hasta que dijo «adiós» al liderazgo de Italia, el siempre controvertido Silvio Berlusconi había visto también de cerca la sangre provocada por un vecino. Recibió un «catedralazo» brutal en el rostro por parte de un hombre que empleó una réplica de la Catedral de Milán como arma arrojadiza. Berlusconi fue trasladado al hospital con heridas en la boca, daños en los dientes y gran pérdida de sangre tras la aparatosa agresión. Las imágenes hablan por sí solas.

El incidente del zapato traspasó fronteras

Menos grave fue la agresión recibida por George W. Bush, aunque el «zapatazo» durante una conferencia de prensa en Bagdad dio la vuelta al mundo. El expresidente norteamericano sí vivió el susto y la humillante escena al grito de «perro» por parte del reportero del canal de televisión árabe Al Bagdadía Muntazer al-Zaidi. «Eso es por las viudas y los huérfanos, y todos aquellos muertos en Irak», vociferó mientras le arrojaba el segundo de sus zapatos, considerado un símbolo impuro en el mundo islámico.

De hecho, ese incidente de lanzamiento del zapato a distancia sentó cátedra, puesto que posteriormente hemos asistido a otros capítulos análogos. Si el de Bush fue en diciembre de 2008, en febrero de 2009, Wen Jiabao, el primer ministro chino, se encontraba en Londres cuando un hombre alemán de 27 años se paró en mitad del aforo de la conferencia que estaba dando el mandatario oriental y gritó: «¿Cómo puede la universidad prostituirse a sí misma con este dictador aquí?». Y, lo siguiente que se produjo, huelga decirlo: un zapato voló contra Jiabao.
wikipedia
Momento en el que el periodista lanza zapatos a Bush

Y en la misma capital británica, el que era en 2009 primer ministro británico Tony Blair no recibió el zapatazo directamente, pero sí su residencia sita en el mítico número 10 de Downing Street, cuando miles de personas arrojaron sus zapatos como señal de protesta contra las puertas de la vivienda. Expresaban, según manifestaron, su repudia a los bombardeos de Israel sobre la Franja de Gaza.

Giffords, la violencia más arbitraria

Al comenzar 2011, se vivieron los casos más dramáticos en Tucson, donde la congresista estadounidense Gabrielle Giffords fue tiroteada por un individuo que entró en el recinto rifle en mano y comenzó a disparar sin concierto. Giffords se ha retirado recientemente de primera línea política para completar su recuperación.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
TELEPRESS
El miembro del Foro Ermua, Antonio Aguirre, tras la agresión

Sí sabían a por quién iban unos violentos en Murcia, que un sábado normal de enero de 2011 propinaron al grito de «consejero, cabrón y sobrinísimo»(por ser pariente de la mujer del presidente de Murcia, el popular Ramón Luis Valcárcel) una brutal paliza en el rostro al consejero de Cultura valiéndose de un puño americano. La agresión obligó a su rápida intervención por parte de los servicios de Cirugía Maxilofacial del Hospital General Universitario de Murcia.

Otros ejemplos más remotos en España

La tensión creciente explotó en forma de agresión en campañas electorales como al vasca y la catalana. Antonio Aguirre, integrante del Foro Ermua, recibió «insultos, abucheos y una patada en los testículos», junto a otros miembros de la asociación Dignidad y Justicia, acorralados por simpatizantes de la izquierda abertzale y del PNV de Juan José Ibarretxe cuando participaban en un acto contra el terrorismo en marzo de 2007. Aguirre recibió una patada por parte de los concentrados en apoyo al entonces lendakari jeltzale, requiriendo atención médica de una ambulancia desplazada.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
abc
Acebes intenta escabullirse de los violentos en Martorell

Ángel Acebes y Josep Piqué dieron buena cuenta de hasta qué punto podía volcarse el malestar interno contra quienes encarnan la refriega política. En octubre de 2006, la campaña antiPP que por aquel entonces se vivía en las elecciones autonómicas catalanas derivó en que un puñado de radicales independentistas envolvieron a ambos mandatarios en un enjambre de agresiones e insultos. Acebes, entonces secretario general del PP, y el otrora presidente del PP catalán, fueron recibidos en el centro cívico cultural de Martorell al grito de «fascistas» y «fuera, fascistas». Pero la historia no se detuvo en el epíteto y prefirieron pasar a las manos: zarandearon a los dirigentes, lanzaron botellas de plástico e incluso alguna bengala contra la comitiva de los dirigentes populares.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
abc
Nadal relata la agresión

En febrero de 2008, la cabeza de lista del PP por la provincia de Barcelona, Dolors Nadal y su equipo sufrieron en carne propia la ira de los anticatalanistas. Al menos, es a quien ella vinculó una agresión en Gerona contra miembros del Partido Popular: una persona que conducía un toro mecánico levantó un coche Smart con las siglas del PP dentro del que se encontraba el número dos de la candidatura del PP gerundense, Emilio Santiago. La propia Nadal había tenido que salir escoltada de la Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra de la ciudad condal por los improperios de jóvenes independentistas, que reventaron el acto en plena escalada de tensión con motivo de las elecciones generales del 9 de marzo de 2008. Nadal perdió las gafas al abandonar a la carrera el edificio, porque un grupo de cincuenta jóvenes se amontonaron junto a las puertas del aula donde iba a tener lugar su intervención.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
abc
Nerea Alzola, agredida en mayo de 2007, lo cuenta públicamente

Los insultos y vejaciones en los albores de la campaña autonómica y municipal vasca para los comicios del 27 de mayo de 2007. En ese contexto hay que situar la denuncia de Nerea Alzola, que relató en primera persona el ataque que sufrió cuando pegaba carteles del partido por el que se presentaba a una Concejalía del Consistorio de Sondica, el PP, en Bilbao. Tanto ella como otra dirigente del PP, Virginia Arroyo (número 4 de la lista popular al Ayuntamiento de Ermua) padecieron los insultos, las increpaciones y después el ataque físico por parte de ocho jóvenes radicales en la plaza del Sagrado Corazón de la capital vizcaína. Quemaron los carteles con puros, les pegaron, las empujaron y las golpearon, tanto a ellas como a los escoltas de Alzola. Varios de ellos precisaron atención sanitaria en el Hospital de Basurto.El parte médico de Alzola demostró que tenía contusiones en un hombro, el codo y la mano, mientras Arroyo presentó rotura parcial del maxilar y contusión lumbaren la zona izquierda.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
efe
La Policía escoltó a San Gil en la facultad compostelana

San Gil y Rosa Díez, en sus conferencias más duras: En febrero de 2008, María San Gil, la misma que había mirado casi de frente a asesinos como el de su compañero de filas Gregorio Ordóñez, se fue a Santiago de Compostela a dar una conferencia en la Universidad. Lo que «a priori» parecía un acto didáctico se convirtió en una pesadilla para ella. La dirigente sufrió un intento de agresión y recibió «graves» insultos por parte de unos exaltados que le aguardaban en la misma puerta de la Facultad de Económicas. Según denunció el PP, la agresión no llegó a más por la protección de sus escoltas y los agentes de Seguridad Privada que trabajan en el campus compostelano, pero hubo «forcejeo» y uno de sus guardaespaldas fue herido en la mano.

San Gil tuvo que escuchar gritos intolerantes como «fascista, vosotros sois los terroristas» y otros de apoyo a las organizaciones de los cachorros de ETA, como «Segi» y «Jarrai».
El PP vasco dijo entonces una frase que se puede extrapolar a todos los casos: «Los extremistas parecen fortalecidos y se sienten cómodos para ejercer su presión sobre los demócratas».

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
abc
Rosa Díez sale escoltada de la Universidad de Barcelona

En marzo del pasado 2010 una protesta derivó en boicot e intento de agresión a Rosa Díez. La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) llegó a la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona con ánimos de pronunciar una conferencia, pero hubo de conformarse con salir al paso de un grupo de manifestantes que le cortaron el acceso al aula donde iba a dar la charla. Poco después, la conferencia de la diputada nacional, bajo el título «Una alternativa para Cataluña», tuvo que buscar otra aula alternativa para su celebración, pero los radicales irrumpieron también blandiendo botes de pintura roja que arrojaron contra ella y sus acompañantes.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
EFE
El historiador Juliá se llevó la peor parte de quienes perseguían a Carrillo

En abril de 2005, cuarenta jóvenes de ultraderecha trataron de alcanzar al ex secretario general del Partido Comunista (PCE) Santiago Carrillo durante la presentación en Madrid del libro «Historias de las dos Españas» del estudioso Santos Juliá y a quien consiguieron golpear fue al propio Juliá y el ex ministro socialista Claudio Aranzadi. Los hechos sucedieron en la librería «Crisol» de la calle Juan Bravo de Madrid, donde Carrillo fue recibido con gritos de «asesino, asesino» y «asesino, genocida, ni olvido ni perdón». Quienes se interpusieron esta vez entre los puños y el político fueron los responsables y clientes del establecimiento. Los ultras destrozaron el local, arrojaron los libros al suelo y rompieron estanterías en un torbellino de sinrazón.

Giffords, Berlusconi, Hollande...: cuando la política es un deporte de alto riesgo
abc
Bono y Díez sufrieron en una manifestación

El expresidente del Congreso, José Bono, pasó un muy mal rato junto a la entonces eurodiputada Rosa Díez en enero de 2005, en el transcurso de una manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) a la que acudió como ministro de Defensa. «Zarandeos, insultos y empujones» aparecieron en los partes de denuncia presentados. Con el palo de una bandera se intentó perjudicar gravemente al responsable de Defensa.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.