Varosha, un distrito de la ciudad chipriota de Famagusta, fue abandonada en 1974
Varosha, un distrito de la ciudad chipriota de Famagusta, fue abandonada en 1974

Una puerta a la esperanza en Varosha, la ciudad fantasma de Chipre

La urbe, abandonada en el verano de 1974 tras la invasión turca en Chipre, podría reabrirse si las partes griegas y turcas llegan a un acuerdo

Actualizado:

Hace 45 años una de las zonas turísticas más famosas del Mediterráneo, con más de cien hoteles, restaurantes y discotecas que recibían a un selecto público vio como, por un conflicto entre países, sus calles se quedaban vacías, sus casas eran abandonadas y sus habitantes huían dejando atrás un futuro prometedor. Esta es la historia de Varosha, un distrito de la ciudad chipriota de Famagusta en la República Turca del Norte de Chipre, marcada por la rivalidad entre dos pueblos. En los años 70, esta zona costera se convirtió en el primer destino turístico de Chipre y uno de más populares del mundo. Hasta sus lujosos alojamientos y restaurantes acudían actores, políticos y artistas como Elizabeth Taylor, Richard Burton, Raquel Welch o Brigitte Bardot entre otros.

Para satisfacer el creciente número de turistas desde 1970 a 1974 se construyeron nuevos hoteles y grandes edificios que debieron ser abandonados en el verano de 1974 tras la invasión turca en Chipre, en respuesta al golpe de Estado «pro-griego».

Como si de una película se tratara, el ejército Turco y el Grecochipriota cruzaron fuego en las calles de Famagusta. La población, temiendo una masacre, dejó sus casas, trabajos y vida diaria abandonando una ciudad a la que ya nadie ha vuelto a entrar por la falta de entendimiento. El Ejército Turco tomó el control de la zona durante la invasión y la valló pero una resolución de Naciones Unidas impide «asentarse a cualquier persona que no sean sus habitantes» lo que ha llevado a que esta turística zona costera se convierta en una ciudad fantasma cada día más deteriorada.

Una puerta a la esperanza

Ahora, 45 años después, el gobierno de la República Turca del Norte de Chipre (TRNC) ve la posibilidad de reabrir este centro turístico abandonado. Según ha anunciado el viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores del país, Kudret Özersay «el Consejo de Ministros evaluará las condiciones para la acción en Varosha, que es legalmente una zona militar en el TRNC», dijo. El gobierno de TRNC coordinará sus acciones con respecto a Varosha con Ankara, dijeron las fuentes a la Agencia de Noticias Demirören (DHA), agregando que un equipo de expertos de TRNC visitará Varosha para hacer una lista de bienes muebles e inmuebles en la ciudad.

Aunque el proceso es delicado, si las partes griegas y turcas llegan a un acuerdo, los grecochipriotas tendrán acceso a los puertos y aeropuertos de Varosha y Turquía, y los chipriotas turcos podrán participar en el comercio directo a través del puerto de Famagusta. Habrá que esperar aún y las negociaciones se presuponen complicadas sin embargo es un primer paso para desbloquear el conflicto y volver a dar vida a esta ciudad fantasma.