ncendio en las proximidades de Naves (Llanes) - Efe | Vídeo: AT

El viento amenaza con agravar la ola de incendios del norte de España

En Asturias permanecen activos doce incendios este martes, mientras que en Cantabria lo hacen dos

Actualizado:

Asturias registraba a las 14:00 horas de este martes veintiún incendios forestales, de los que doce están activos, en un momento en el que el fuerte viento comienza a complicar las tareas de los medios aéreos, ha informado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias.

Los focos activos están en Aller (1), Carreño (1), Grado (1), Laviana (1), Lena (3), Piloña (1), Ponga (1), Pravia (1) y Sobrescobio (1).

Los otros nueve fuegos, en estos momentos controlados, están en Belmonte de Miranda, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Llanes, Salas y Valdés.

El SEPA ha apuntado que el viento ha comenzado a complicar las tareas de extinción en algunas zonas de la región, fundamentalmente en la zona centro-sur.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, (Aemet), se esperan rachas máximas de vientos de 100 kilómetros por hora a partir de las 18.00 horas en suroccidente y cordillera.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien hoy continúa visitando varias de las zonas afectadas por esta oleada de incendios, cuyo origen es intencionado, ha apuntado que desde el pasado jueves se han contabilizado en Asturias 347 fuegos.

Aunque ha incidido en que aún es pronto para saber cuánta superficie se ha quemado, ha señalado que no cree que vayan a ser muchos los que tengan la consideración de gran incendio -más de 500 hectáreas quemadas- ni que se haya visto afectada de forma mayoritaria la superficie arbolada.

A falta de perimetrar las zonas afectadas por el fuego, el consejero ha señalado que el desatado hace dos días en Soto de los Infantes, en el concejo de Salas, superará ampliamente las 500 hectáreas, y sigue siendo uno de los que más preocupan.

De hecho, cinco de los nueve medios aéreos que trabajan en las tareas de extinción se centrarán hoy en este fuego, junto a numerosos medios terrestres.

Aunque la situación «ha evolucionado a mejor» —en la madrugada del lunes llegaron a registrarse 139 incendios de forma simultánea y en la del martes, 49— las previsiones meteorológicas no son buenas ya que, según ha recordado el consejero, para esta tarde y mañana se prevé que regresen los vientos fuertes o muy fuertes.

Ante este panorama, los servicios de extinción están «intentando apagar todo lo que se pueda antes de que los vientos puedan reavivar las llamas».

Un total de 211 integrantes (UME) se desplazaron el domingo por la noche desde León para colaborar en los trabajos de extinción, labores en las que ayer participaron directamente más de 400 personas.

Salvo un par de incendios que pueden estar vinculados a la caída de tendidos eléctricos, el resto tendría un origen intencionado, en la línea con lo que dicen las estadísticas, según el consejero asturiano de la Presidencia, quien recordó que son más del 80 por ciento los que tienen esa consideración.

En la misma línea, la delegada del Gobierno en Asturias afirmó que ya se ha podido confirmar que muchos de los fuegos son intencionados y por ello ha pedido a los ciudadanos que denuncien en caso tener conocimiento sobre su autoría.

En Cantabria siguen activos dos incendios en Cosío (Rionansa), que está en «avanzado» estado de extinción, y otro en Cabezón de Liébana, provocado la pasada tarde-noche junto a otros dos más en Santiurde de Toranzo y Rionansa, informa el Gobierno regional.