EL control de los horarios de trabajo también se aplicarán a la flota pesquera
EL control de los horarios de trabajo también se aplicarán a la flota pesquera - ABC

Los pescadores tendrán que «fichar» en alta mar

El consumo de pescado cae un 2,8% y el Gobierno anuncia un plan en septiembre para reactivarlo

MADRIDActualizado:

Indignación en el sector pesquero porque el Gobierno les obliga a «fichar» en alta mar. Así se lo comunicó el lunes la Secretaría de Estado de Empleo al sector, que ha mostrado su malestar con la implantación del control horario en el sector. El secretario general de Cepesca (Confederación Española de Pesca), Javier Garat, asegura que es «imposible porque la vida en el mar es diferente a la que se desarrolla en tierra». Garat califica este reglamento de «barbaridad» para un barco que puede estar «más de un mes» en alta mar y «donde cada día es un horario» diferente.

Los armadores han redactado un escrito y están a la espera de que la Federación Nacional de Cofradías le dé el visto bueno para remitirlo a la Secretaría de Empleo y a la Dirección General de Trabajo para intentar buscar una solución.

Por otra parte, el consumo doméstico de pescado ha caído en 2018 un 2,8%, respecto a 2017, según los datos del informe de Cepesca, que fue presentado ayer por el secretario general de Cepesca, Javier Garat. Este problema es una de las mayores preocupaciones del sector, ya que afecta tanto a los pescados, en un menos 4,2%, como en los mariscos, moluscos y crustáceos, cuya caída es del 3%.

Dentro de los pescados, los frescos son los que más contribuyen al descenso, con una disminución del 4,9%, frente al 1,4 de los congelados. Por el contrario, el consumo de conservas de pescado y molusco creció un 1,9%.

Abandono de las dietas saludables

La primera causa de este descenso es el cambio en los hábitos de consumo de los españoles, que buscan alimentarse con alimentos más fáciles de cocinar. La segunda tiene su origen en la crisis económica y en el precio del pescado, en comparación con otros productos de alimnetación. Por ello, el sector pide al Gobierno que baje el IVA que se aplica, el 4%, hasta el 10. Como tercera causa, apunta al abandono de las dietas saludables.

Finalmente, Garat atribuye también este descenso en la demanda de productos de la pesca a la eliminación del FROM (Fondo de Regulación y Ordenación del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos). Este organismo autónomo fue eliminado dentro de las medidas de ajuste del Gobierno para superar la crisis económica y era el responsable de las campañas de promoción. «Nos quedamos sin campaña y bajó el presupuesto», señala Garat.

Para reactivar el consumo, el Gobierno tiene previsto poner en marcha una campaña, según anunció ayer el director general de Ordenación Pesquera, Ignacio Gandarias. Esta campaña estará presente en los medios de comunicación.