España cumple 150 años de lucha estatal contra la despoblación: se necesita convergencia con las regiones

No se pueden activar medidas sin contar con las comunidades autónomas, dado que son las administraciones que atienden al ciudadano en dos aspectos básicos: la sanidad y la educación

MadridActualizado:

Justo en 2018, se cumplen 150 años de la lucha estatal contra la despoblación en España. Conviene recordar que el problema de la despoblación es un problema de Estado que arranca en el siglo XIX. No se pueden pedir resultados milagrosos a ningún gobierno.

Pero también conviene recordar que todas las políticas sobre la revitalización de la población rural precisan de una perspectiva temporal importante. Es decir, precisan de estrategias que se sostengan en el tiempo durante muchos años, incluso décadas. Por esta razón, son precisas estrategias que se sostengan en el tiempo con independencia del signo político del gobierno. Es preciso una notable labor de consenso entre todas las orientaciones políticas sobre aspectos como la relevancia, la dotación presupuestaria, el programa de actuación, las áreas de atención preferente...

También es precisa una notable convergencia con las Comunidades Autónomas -en muchos aspectos, no sólo el financiero-, sobre todo con aquellas donde el fenómeno se manifiesta con mayor intensidad. Conviene recordar que todas han tenido programas y actuaciones políticas sobre el fenómeno. En este sentido, es preciso que cualquier estrategia nacional sobre la despoblación también sea admitida por todas las comunidades autónomas como su estrategia, dado que son las administraciones que atienden al ciudadano en dos aspectos básicos: la sanidad y la educación. Dos aspectos básicos para el bienester de las zonas rurales despobladas. Pero, para mantener la población en el espacio despoblado, no es caer en el asistencialismo. Demos a estas poblaciones los medios para que cada individuo desarrolle sus posibilidades en paridad a cualquier otro ciudadano.

Las prisas no suelen ser buenas en esta materia, ni tan siquiera por compromisos electorales. Construir una estrategia aceptada por todos, que perdure durante 10 o 15 años al menos, debe tener su propio ritmo. En el siglo XIX la política estatal sobre esta materia perduró casi un tercio de siglo.

-------------------------------------------------------------------------------

Ángel Paniagua es geógrafo e investigador científico del Instituto de Políticas y Bienes Públicos. Del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)