Castillo-palacio de Olite, Navarra
Castillo-palacio de Olite, Navarra

Los pueblos españoles que ayuda a rehabilitar un millonario de EE.UU.

Guadix (Granada), Béjar (Salamanca) y Olite (Navarra) recibirán la ayuda del mecenas Richard H. Driehaus para rehabilitar o remodelar su patrimonio

Actualizado:

Guadix (Granada), Béjar (Salamanca) y Olite (Navarra) han sido los tres municipios españoles elegidos para rehabilitar o remodelar su patrimonio histórico y arquitectónico gracias al concurso que promueve el mecenas Richard H. Driehaus, que este año celebra su tercera edición.

Enamorado de nuestro patrimonio, el financiero norteamericano Richard H. Driehaus decidió crear este concurso para ayudar a la recuperación de la arquitectura tradicional en las localidades españolas, promoviendo además la labor de los artesanos y trabajadores de la construcción locales, explica la fundación Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust.

En la primera fase de la competición, los ayuntamientos han enviado sus propuestas de rehabilitación o remodelación de diferentes espacios arquitectónicos, que han sido analizadas por un jurado formado por representantes del Ministerio de Fomento, el Ministerio de Cultura, el Consejo Superior de Arquitectos de España, INTBAU y el jurado del Premio Rafael Manzano.

Entre todas ellas, han sido elegidas Guadix, en Granada, que busca recuperar y mejorar el conjunto que corona la ciudad y el entorno de su antigua Alcazaba; Olite, en Navarra, con un proyecto que propone una intervención de mejora y embellecimiento de la zona que une el Palacio y la Iglesia de Santa María con la Iglesia de San Pedro, y Béjar, en Salamanca, que trata de revitalizar el área de La Antigua, que está sufriendo los efectos de la despoblación.

El concurso

Se trata de un Concurso Internacional dirigido a promover la práctica de una arquitectura y un urbanismo que preserven y den continuidad a las tradiciones locales. Con él, se premian y difunden propuestas que trabajen en base a la tradición arquitectónica local y su particular identidad y que contribuyan a generar una estructura urbana más bella, coherente, sostenible y socialmente integradora.

Dos fases

En la primera, convocada por INTBAU, busca posibles temas y emplazamientos para la fase internacional. Se anima a los municipios españoles interesados a presentar propuestas para este fin. Un jurado internacional valora las propuestas recibidas, seleccionando las tres que más se adecúen a los objetivos y criterios fijados.

En la segunda, hay un Concurso Internacional de ideas, convocado por el Ministerio de Fomento, dirigido a arquitectos y urbanistas de cualquier nacionalidad que podrán presentar propuestas para cualquiera de los tres emplazamientos seleccionados en la primera fase. Otro jurado internacional selecciona el mejor proyecto -dotado con 12.000 euros- para cada uno de los tres emplazamientos. En la edición del pasado año, entre primeros premios y menciones de honor, el Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus concedió 66.000 euros a los pueblos elegidos.

Los pueblos elegidos en la edición 2016-2017

Convento en Grajal de Campos
Convento en Grajal de Campos

Grajal de Campos, León. En Grajal de Campos se planteaba recuperar parte de los edificios que antaño conformaban su plaza, hoy parcialmente arruinada, aportando viviendas y locales comerciales de propiedad municipal que puedan alquilarse a bajo coste para atraer nuevas generaciones de pobladores al lugar. Además, se proponía recuperar el Palacio de los Condes de Grajal, que podría albergar, entre otros usos, un hotel que pudiera contribuir al objetivo buscado. Se recibieron un total de 31 propuestas de diseño. Entre ellas, el jurado ha seleccionado para el primer premio, dotado con 12.000€, la realizada por los arquitectos Imanol Iparraguirre Barbero y Aritz Díez Oronoz.

Vejer de la Frontera, Cádiz. Lo propuesto por Vejer de la Frontera tenía por fin hallar una solución acorde con el paisaje local para el nuevo desarrollo urbano que está previsto para el límite occidental de la localidad, una loma coronada por un conjunto de molinos de gran importancia visual, por constituir el frente del municipio llegando a él desde Cádiz. Se recibieron un total de 20 propuestas. La propuesta seleccionada por el jurado para el primer premio, dotado con 12,000€, fue la del arquitecto granadino Juan Moya Romero, realizada junto a sus colaboradores.

Edición 2017-2018

Estampa del pueblo granadino de Baza cubierto de un manto blanco de nieve
Estampa del pueblo granadino de Baza cubierto de un manto blanco de nieve - EFE/Juan Ferreras

Baza, Granada. La propuesta de intervención de este municipio buscaba revalorizar y dignificar el conjunto monumental que se asienta al sur de la medina sobre el curso del Caz Mayor, importante canal que históricamente ha regado las huertas de Baza. Este conjunto está conformado por las huertas de la zona, el Palacio de los Enríquez y sus jardines, y el Monasterio de San Jerónimo, incluyendo lo que fue su antiguo claustro, hoy en día perdido. Se trata de aportar así a la ciudadanía no sólo una nueva red de espacios públicos, sino también la recuperación de un patrimonio en el que confluyen valores históricos, arquitectónicos, etnológicos, arqueológicos y ambientales y que se encuentra hoy tristemente abandonado.

Borox, Toledo. Este municipio presentó como propuesta de intervención el nuevo diseño para uno de los ejes principales sobre los que se asienta su núcleo urbano, la Avenida Piedad Colón, así como para los dos principales edificios públicos que lo jalonan: el Hogar del Jubilado y la Biblioteca Municipal. Se trata de dos edificios que en la actualidad presentan un diseño que distorsiona la atractiva imagen tradicional del lugar y que, tras sufrir sucesivas transformaciones, presentan problemas para prestar los servicios que la población demanda. Una parte importante de la población borojeña es mayor de 65 años, por lo que las nuevas propuestas debían mantener o ampliar los usos dedicados a los mayores.

Propuesta ganadora de la reformada Plaza Mayor de Jaca
Propuesta ganadora de la reformada Plaza Mayor de Jaca

Jaca, Huesca. El Ayuntamiento de Jaca planteaba la transformación del interior de una manzana de su casco histórico para crear una nueva plaza para la ciudad, ampliándose de esta manera la red de espacios públicos peatonales ya existente con el gran espacio público que este conjunto necesita. La edificación proyectada debía adecuarse la tradición arquitectónica propia de las plazas de la Jacetania, así como respetar el nivel de protección que tienen los edificios preexistentes.

Trujillo, Cáceres. El concurso proponía, por iniciativa conjunta del Ayuntamiento y la Fundación Xavier de Salas, potenciar y revalorizar el área noroeste del conjunto histórico de Trujillo, lo que permitiría incluirlos en los circuitos turísticos y culturales de la localidad. Se trata por un lado del área extramuros que podemos denominar “Parque de La Coria”, un espacio natural de gran valor paisajístico que recorre el tramo de muralla comprendido entre las puertas de La Coria y el Arco del Triunfo, en el que se planteaba intervenir sin alterar el paisaje y la silueta de Trujillo, haciendo más agradable y accesible el paseo por ella, y por otro del entorno urbano del Convento de La Coria, que engloba varias parcelas en ruinas, la hoy poco transitada Plaza de Moritos, el depósito de agua del municipio y otros espacios públicos próximos.