Esoesqueleto similar al que utiliza Álvaro
Esoesqueleto similar al que utiliza Álvaro - INÉS BAUCELLS

Un campamento rechaza a un niño de 8 años por sufrir atrofia muscular

«En España en general tenemos una asignatura pendiente con el ocio para niños con diversidad funcional», ha asegurado su madre

MadridActualizado:

Un campamento en San Sebastián de los Reyes (Madrid) rechazó la inscripción de un niño de ocho años por sufrir atrofia muscular espinal. Los padres del menor, llamado Álvaro, le inscribieron pero fue la organización quien le rechazó argumentando que en silla de ruedas no podía participar en la actividades físicas.

Ante esta situación, los padres reclamaron a los responsables una rectificación. Este lunes, el niño se incorporó a las actividades después de que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes reconsiderase su decisión, según apunta Cadena SER.

La excusa de los técnicos fue que Álvaro no iba a poder participar en el campamento porque era al aire libre y no se iban a adaptar a sus necesidades, según ha señalado Ana, su madre. Ella también inició una petición en Change.org y pensó en formalizar una demanda por discriminación. Solo entonces hubo una reacción por parte de los responsables.

El niño, que está aprendiendo a andar con un exoesqueleto diseñado por el CSIC, sufre atrofia muscular espinal y esto ha provocado en otras ocasiones el mismo problema de admisión en los campamentos de verano.

«En España en general tenemos una asignatura pendiente con el ocio para niños con diversidad funcional, todas las familias entendemos que no es fácil pero sí son derechos fundamentales que ellos tienen y donde más nos duelen a nuestras familias. Son nuestros hijos. No solo les afecta a ellos, a los adultos también les afecta bastante», ha explicado Ana a la cadena.

Esto ha ocurrido días después de que otro campamento infantil expulsara a una niña de sus instalaciones por tener un retraso madurativo. Las quejas de las madres de las compañeras de habitaciónd e la menor empujaron a los responsables de campamento a recomendar que la estancia de la niña, de 11 años, abandonara el campamento.