Nuevo TAC de alta definicion e imagen espectral del Centro de Protonterapia - Quirón

La protonterapia más precisa de Europa estará en España

El primer centro con esta técnica construído por el Grupo Quirónsalud abrirá a finales año en Pozuelo de Alarcón. La protonterapia está indicada para tratar tumores próximos a órganos vitales que precisan ser preservados, como los cercanos al tronco cerebral, a la vía óptica, a la médula espinal, tumores del área de cabeza y cuello, y tumores pediátricos que requieren mucha precisión.

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este año la Medicina española sumará a su arsenal terapéutico un tratamiento que no es nuevo pero que hasta el momento está presente en muy pocos países: la protonterapia, un tipo de radioterapia muy precisa que permite, gracias a un haz de protones, concentrar una gran cantidad de radiación en el tumor minimizando el impacto en los tejidos sanos que hay alrededor.

A finales de este año, abrirá el primer Centro de Protonterapia que el Grupo Quirónsalud ha construido en Pozuelo de Alarcón, que además será uno de los primeros de Europa en incorporar la tecnología de imagen más avanzada para planificar con mayor precisión sus tratamientos. Todo ello gracias a un potente equipo de tomografía computarizada de alta definición e imagen espectral desarrollado por GE Healthcare, que permitirá calcular de manera más precisa y segura la dosis de radiación a emplear.

Peronal del nueco centro
Peronal del nueco centro - Quironsalud

En concreto, ofrece una resolución espacial de apenas 0,23 milímetros, lo que supone una significativa ventaja sobre los TAC convencionales, ya que puede visualizar mejor y con más precisión los detalles de las lesiones más pequeñas. «Un cálculo más preciso permite reducir los márgenes de seguridad de varios milímetros, lo cual reduce las dosis en volúmenes considerables alrededor del tumor», asegura la Dra. Carme Ares, Jefa de Oncología Radioterápica del Centro. Además, añade, con la imagen espectral puede proporcionar no solo una mejor definición de las imágenes de los tumores que van a tratarse, sino también información específica sobre la composición de materiales de los tejidos que se van a someter al tratamiento.

Ofrece una resolución espacial de apenas 0,23 milímetros, lo que supone una significativa ventaja sobre los TAC convencionales, ya que puede visualizar mejor y con más precisión los detalles de las lesiones más pequeñas

La información facilitada por la imagen espectral permite poder calcular con precisión la penetración de los protones en los tejidos y, en consecuencia, conocer el comportamiento de los haces de protones en los tejidos sanos que son atravesados hasta llegar al volumen tumoral que se quiere irradiar. Un avance que no solo será útil antes del primer tratamiento, dado que la información facilitada por el TAC con imagen espectral es también indispensable para poder adaptar el tratamiento a cambios anatómicos del paciente durante el mismo, así como para conocer la evolución posterior.

El abordaje del cáncer suma cada año nuevos avances tanto en el diagnóstico como en el tratamiento que logran prolongar la vida de los afectados por esta devastadora enfermedad que no para de crecer. Unos 277.000 nuevos casos en el 2019, según el último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), un 12% más que apenas cuatro años.

Dos estudios recientemente publicados en las revistas Pediatric Blood and Cancer y Acta Oncológica han demostrado su seguridad en niños, tanto a la hora de mejorar los resultados en tumores cerebrales pediátricos como al reducir el riesgo de daño al tronco encefálico

La protonterapia está indicada para tratar multitud de casos de cáncer, sobre todo de tumores cerebrales y aquellos localizados a lo largo de la columna vertebral. Se trata especialmente de tumores próximos a órganos vitales que precisan ser preservados, como los cercanos al tronco cerebral, a la vía óptica, a la médula espinal, tumores del área de cabeza y cuello, y tumores pediátricos. Y la literatura científica no cesa de avalar su uso. De hecho, dos estudios recientemente publicados en las revistas Pediatric Blood and Cancer y Acta Oncológica han demostrado su seguridad en niños, tanto a la hora de mejorar los resultados en tumores cerebrales pediátricos como al reducir el riesgo de daño al tronco encefálico en niños con tumores del sistema nervioso central.

La información facilitada por el TAC con imagen espectral es también indispensable para poder adaptar el tratamiento a cambios anatómicos del paciente durante el mismo

«Es especialmente útil en tumores que requieren dosis altas para ser controlados y están localizados cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación. O en tumores pediátricos, ya que los órganos están todavía en desarrollo y son todavía más sensibles, por lo que es aún más importante poder evitar irradiar dichos tejidos», reflexiona la Dra. Ares.

Centro
Centro - Quirón

Además, la imagen espectral y algunos algoritmos de cálculo que aportará el nuevo TAC del Centro de Quirónsalud permitirá, además, poder mejorar la planificación de la protonterapia en los casos en los que hay que tratar tumores cercanos a implantes cómo prótesis, tornillos o empastes, que pueden generar importantes distorsiones en las imágenes como artefactos, inanición fotónica o endurecimiento del haz.

Es especialmente útil en tumores que requieren dosis altas para ser controlados y están localizados cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación

En estos casos es difícil hacer una delineación clara entre el tumor y los tejidos sanos próximos y, al mismo tiempo, calcular la penetración de los protones, por lo que, tal como explica el Dr. Alejandro Mazal, Director de Física Médica del Centro de Protonterapia de Quirónsalud, «es fundamental disponer de una información como la que proporciona la imagen espectral y de las correcciones de artefactos para concentrar la radiación en los tejidos afectados y evitar los tejidos sanos, así como el efecto de las prótesis».

«De esta forma se aumenta la seguridad, la precisión y la exactitud de los cálculos y, en consecuencia, la eficacia del tratamiento», señala Mazal. Además, estos temas serán objeto de líneas de investigación aplicada entre Quironsalud y GE Healthcare, aprovechando la doble energía del haz para identificar y caracterizar los tejidos atravesados, tanto en los exámenes iniciales de planificación, como en los exámenes de adaptación del mismo durante el tratamiento.